bar esa se refería

La Superliga y el fin del fútbol como lo conocemos

La conversación de bar, esa a la que se refería Javier Tebas cada vez que le preguntaban por la Superliga, desde ayer domingo es una realidad. Doce de los clubes más grandes del mundo decidieron romper la banca, recoger sus maletas y hacer su propia competencia. Cansados de ver como las Ligas, Federaciones y la UEFA monopolizaban y repartían las ganancias de sus torneos, entendieron que para llevarse a su bolsillo lo que entienden que merecen, lo mejor era independizarse.