Felipe de Edimburgo

Felipe de Edimbrugo, una vida de amor y entrega a la hípica junto con su querida Lilibet

Hace dos días en torno a las doce de la mañana el Palacio de Buckingham comunicaba el fallecimiento del príncipe Felipe de Edimburgo, noticia que ha puesto a todo el pueblo británico en pie llevando a algunos a agolparse a las inmediaciones de su residencia.El príncipe Felipe nacido en el año 1921 en el Palacio de Mon Repos en Corfú, y perteneciente por tanto desde su nacimiento a la casa real griega siempre sintió un amor especial hacia la hípica que tras su matrimonio con la reina Isabel II llevó a ambos a compartir con diferentes eventos, así como con actividades privadas su pasión y adoración por estos preciados animales.Fue el presidente de la FEI con más años de servicio (1964-1986) y su hija, la princesa Ana, la princesa real, le sucedió en este cargo durante los siguientes ocho años. Algunos de los mayores logros deportivos del Príncipe Philip se produjeron en la disciplina de Enganches, que introdujo como una nueva disciplina en la FEI y ayudó a desarrollarse durante su presidencia.