menos surrealista todavía damos

La asombrosa llegada de Alina, de la trama Mainat, a Madrid abrazada a su cocodrilo
Desde que salió a la luz el caso de Josep Maria Mainat todo nos ha parecido cuanto menos surrealista y es que todavía no damos crédito a las informaciones que hay vertidas sobre el productor de televisión y mucho menos, lo que vivimos en directo el viernes por la mañana. Recordemos. Alina, pareja de un escort al que había contratado Ángela, llegaba a la casa de Mainat para recoger sus cosas.