nuestra melena

Te damos las claves para no confundir la caída con la pérdida de cabello

MADRID, 25 Sep. (CHANCE) -

Después del verano empezamos a notar que perdemos más pelo de lo normal. Parece un tópico, pero es volver de las vacaciones y nuestro peine, de repente, se queda lleno de pelos e incluso podemos agarrar más cantidad con las manos. Es un proceso habitual que no debe preocuparnos, puesto que forma parte del proceso de renovación y regeneración natural del pelo. El calor típico del verano, el sudor y la sal estimulan el crecimiento, así que cuando se acerca el otoño nuestra melena está en la fase de caída. Sin embargo, debemos saber cuándo deja de ser algo normal y necesitamos ir a un especialista.