Oporto

Alfredo Quintana continúa hospitalizado, en estado grave y con pronóstico "muy reservado"

Además, la evolución del internacional luso, de origen cubano, no reflejan mejores resultados.Así lo pudo confirmar el club portugués en declaraciones a la agencia EFE, informando de que el portero "continúa igual que ayer y su pronóstico es muy reservado", por lo que aún se está a la espera de novedades.Cuano Quintana sufrió la parada cardiorrespiratoria el pasado lunes, de inmediato, fue estabilizado con el apoyo de un vehículo del INEM para, posteriormente, ser trasladado al hospital en el que aún se encuentra.Ayer miércoles el Porto emitió un mensaje a través de sus redes sociales en el que agradece todo el apoyo mostrado por su portero de su sección de balonmano: "FC Porto agradece todos los mensajes y expresiones de apoyo a nuestro deportista Alfredo Quintana.

Alfredo Quintana sufre un paro cardiaco mientras entrenaba con el Porto

El jugador de origen cubano fue asistido de inmediato por una ambulancia que acudió al lugar de entrenamiento, y fue estabilizado hasta llegar al Hospital Sao Joao de la ciudad de Oporto, donde se encuentra en estos momentos."El atleta de balonmano Alfredo Quintana sufrió un paro cardiorrespiratorio durante el entrenamiento de hoy, habiendo sido atendido de inmediato con el apoyo de un vehículo del INEM. Una vez estabilizado, fue trasladado al Hospital de São João, donde se encuentra hospitalizado. El FC Porto actualizará la situación clínica del atleta tan pronto como haya nueva información disponible", fue la nota informativa que el club luso difundió durante la tarde de ayer.Quintana viene siendo una de las figuras más destacadas de su selección, con la que disputó el pasado Mundial de balonmano, y de la liga postuguesa, consolidándose a sus 32 años como uno de los jugadores más decisivos del Porto y del campeonato.

​El Do Dragao condena a la Juventus

La Juventus llegaba a Oporto, una de las más hermosas ciudades de Portugal con una historia maravillosa y a la vez afamada por ser muy hospitalaria por el visitante. No encontró precisamente esto último la Juve, el Dragón necesito solo un minuto para rugir en el área de la Madama y poner a temblar a Bentancur, el charrúa regalaba un balón increíble que no permitió a Szczesny despejar cómodo y la Juve recibía la primera bola de fuego en la red. El Oporto ganaba desde el primer minuto gracias a su presión y a Taremi quien que la mandó a guardar.