El toreo es celoso y siempre hay que estar concentrado