Las consecuencias y sanciones luego de la pelea entre Neymar y Álvaro en el clásico

Las consecuencias y sanciones luego de la pelea entre Neymar y Álvaro en el clásico

|

Luego de los eventos de disputa entre Neymar y Álvaro Gonzalez el pasado domingo en el juego de un clásico entre el Marsella y el PSG, han sido muchas las consecuencias que se han desarrollado en los últimos días. 


Con las acusaciones de racismo por parte de Neymar hacia Álvaro, y luego el brasileño le propuso una fuerte colleja al español, acciones que desataron un conjunto de varios expulsados en medio del escándalo que se formo en el campo. 


Después de estos eventos ha salido a dar declaraciones el presidente de la Federación Francesa de Fútbol, Noël Le Graet, quien hablo acerca de el buen comportamiento que hay en la mayoría de partidos de fútbol, extendiendo esta lucha por la igualdad racial a todo el mundo del deporte. De acuerdo con Graet, el ejemplo de que no existe apenas racismo es que todos celebran los goles de jugadores negros.


"En un partido pueden existir discrepancias. Pero cuando un negro marca un gol, todo el estadio se pone de pie. El racismo en el deporte, y en el fútbol en particular, es un fenómeno que existe poco o nada", declaró el presidente de la FFF.


Para el día de hoy se espera una reunión de la Comisión de Disciplina de la LFP  a partir de las 18 horas para debatir las cinco expulsiones durante el juego PSG-OM.


En dicha reunión no está en el orden del día el supuesto caso de racismo de Álvaro González con Neymar. La LFP todavía sigue estudiando las imágenes del clásico y, si no encuentra algún indicio de racismo, no se tratará la próxima semana en la siguiente reunión. Por su parte, el escupitajo de Di María hacia Álvaro, con claras imágenes que lo ratifican, sí será tratado por la Comisión de Disciplina de la LFP.


Se conoce que el organismo del fútbol francés suele ser muy estricto al momento de imponer castigos. Según el Reglamento de la LFP, a Neymar le pueden caer entre 4 y 7 encuentros de sanción, ya que según éste, el agredir a un contrario sin estar el balón en juego, puede alcanzar los 7 partidos, haya lesión o no.