La fascinación por la moda ecuestre se convierte en tendencia dentro de las pasarelas

La fascinación por la moda ecuestre se convierte en tendencia dentro de las pasarelas

Brichis, botas de caña alta, chaquetas y gorros con forma de casco entre los "It" de la temporada de otoño 2020-2021
|

Dentro del mundo de la moda la figura de la amazona sigue considerandose un punto de referencia y el espejo en el que a muchas mujeres le gusta verse reflejadas. Así, de entre todas las musas del otoño-invierno 2020-2021 destaca la dama vinculada al mundo ecuestre, aquella vestida con botas altas, pantalones ajustados, camisa blanca y chaqueta de sastrería con un corte impecable. Un estilismo que se puede asociar a colecciones como la de Brandon Maxwell, con vaqueros pitillo y chaquetas de tweed o Tory Burch que se decanta más por chaquetas de aire militar, mientras que Michael Kors o Hermés se apuntan a la tónica de abrigos largos que se asocian a la figura histórica del jinete. 


Por otro lado, otras firmas mediante sus prendas hacen alusión a otros elementos necesarios pero no por ello menos importantes "en la maleta del jinete" como el casco que lo hemos visto reflejado en gorros de Chanel como un accesorio de lujo más acompañando a largos abrigos de tweed. Asimismo, Celine también se inspira en el mundo ecuestre, pero sus referencias son más boho.


De este modo, la moda y el mundo ecuestre son dos entornos diferentes pero que siempre han estado muy vinculados en un mismo espacio, ya que en muchas ocasiones cuando imaginamos en nuestra mente a una mujer o un hombre elegante inmediatamente se posiciona al lado esa amazona o jinete de concurso de las más altas élites con una belleza y una distinción incomparable. Un gran ejemplo es la figura de Carlota Casiraghi, hija de Carolina de Mónica y nieta de Rainiero III vestida por Frida Giannini para montar a caballo.