Zafarana, apellido ilustre del handball mendocino

Zafarana, apellido ilustre del handball mendocino

|


Giuliana Zafarana Handball


Giuliana Zafarana juega en Maipú de Mendoza, uno de los equipos protagonistas con sus divisiones formativas en certámenes locales, como así también en los distintos torneos de clubes y selecciones que organiza anualmente Confederación Argentina de Handball.


La lateral cuyana posee un valor agregado en su juego, que la llevó a ser considerada desde hace algunos años por los entrenadores de selecciones nacionales, quienes la convocan año a año para vestir la camiseta celeste y blanca.


A la espera de representar a Argentina en categoría juveniles en el Panamericano, clasificatorio al Mundial del año próximo de la especialidad, Zafarana mantuvo un diálogo con Sporthd sobre sus inicios en el handball y todo lo que enfrenta por delante en su sueño de dedicarse profesionalmente a esta disciplina deportiva.


FICHA PERSONAL


Nombre y apellido: María Giuliana Zafarana.

Fecha y lugar de nacimiento: 28 de Enero de 2003, Mendoza.

Edad: 17 años.

Puesto: lateral izquierdo/derecho.

Trayectoria: Municipalidad de Maipú (Mendoza) campeona Torneo Nacional de Clubes Infantiles Chapadmalal 2015, subcampeona Nacional de Clubes Cadetes Bariloche 2017, tercer puesto Nacional de Clubes Menores Villa Dolores 2018 y tercer puesto Nacional de Clubes Juveniles Mendoza 2019.

Selección Mendoza: subcampeona Torneo Argentino de Selecciones Menores Mendoza 2016, campeona Argentino de Selecciones Menores Embalse 2017, subcampeona Argentino de Selecciones Cadetes Chapadmalal 2018 y 2019.

Selección Argentina: campeona Sudamericano 2017, tercer puesto Sudamericano 2019. Desde setiembre de 2019 entrena con la Selección argentina Juvenil (Sub 18) que se alista para disputar el Panamericano y Mundial, que tendrán fecha en 2021 debido a la pandemia.


¿Porqué eligió jugar handball? ¿Cómo se dió su llegada a Maipú?

Comencé en Maipú porque mi hermana ya hacía un tiempo que había empezado a entrenar ahí, y viendo sus entrenamientos y partidos, decidí incorporarme al año siguiente. Fue así que descubrí mi pasión por este deporte.


¿Qué es lo que más te seduce del handball? ¿Qué te ha brindado a lo largo de todos estos años?

El juego en equipo y la adrenalina de cada encuentro. Muchas satisfacciones como grandes amistades y varias metas cumplidas.


¿Quién es el entrenador que más te marcó en tu carrera y porqué?

Desde mis comienzos, todos mis entrenadores han tenido algo especial en mi formación como jugadora.


¿Cómo has trabajado en un año atípico y cómo son los entrenamientos hoy por hoy en Maipú?  

La verdad que ha sido un año difícil, pero he estado entrenando en mi casa con lo que tenía, rebuscándomela para conseguir pesos y demás cosas. Ahora ya estamos entrenando con Maipú haciendo pelota y físico, obviamente que cumpliendo con los protocolos que nos han dado.


¿Cuáles son tus sueños dentro del handball? ¿Tenés intenciones de jugar profesionalmente?

Hoy por hoy mi sueño es poder jugar el Mundial y más adelante poder llegar a estar en La Garra. Creo que todo deportista tiene las intenciones de jugar profesionalmente y por mi parte son bastantes las ganas que tengo de irme a jugar a otro país.


¿A quién admiras o tenés como referente o ídolo/a?

Macarena Sans y Diego Simonet. 


Foto Javier Sallustro.