Este muerto está muy vivo. El madrid pasa a octavos in extremis

Este muerto está muy vivo. El madrid pasa a octavos in extremis

|

Real Madrid Monchengladbach Champions


El Madrid se jugaba pasar a la siguiente ronda de Champions, ni más ni menos. Y lo hace como primero de grupo tras el empate en el otro partido entre el Shaktar y el Inter. Los octavos estaban en el aire y todo se iba a decidir en el Alfredo Di Stefano contra el Borussia Monchengladbach. Los de Zidane estaban en tierra de nadie y sólo la victoria les salvaría de ese estado de alarma en el que viven últimamente.


El grupo B de la Champions era un territorio hostil para los cuatro equipos que se miraban de reojo en sus respectivos partidos. Unos dependían de otros y otros dependían de unos. Pero Zidane dependía de si mismo y Florentino iba a estar más atento que nunca al partido de los suyos, y no es para menos.


La banda derecha del Madrid ha sido un martillo hidráulico con Lucas Vázquez y Rodrygo. De los pies del gallego ha llegado el primer gol de los blancos que centraba para Benzema y el francés ha hecho lo que mejor sabe hacer, marcar gol, algo que el Real Madrid anda buscando últimamente.


Se daban el relevo y, si en el primer gol –minuto 9- centraba Lucas Vázquez, en el minuto 33 lo hacía Rodrygo para ponerle el segundo gol en la cabeza de Benzema. El francés es consciente de que si él funciona, la maquinaria blanca también carbura.


Zinedine Zidane puede respirar tranquilo después del gran partido de su equipo consiguiendo el pase a octavos de la Liga de Campeones.