Los pequeños se rebelan

Los pequeños se rebelan

Tres de los equipos con peores resultados en las últimas temporadas comandan invictos la liga hasta el momento, en lo que va siendo un inicio de campaña movido en la NBA.
|

Cleveland slamonline

Cleveland Cavaliers en juego ante New York Nicks durante la pretemporada. De izquierda a derecha Cedi Osman, JaVale McGee, Collin Sexton e Isaac Okoro. Foto tomada de Slam online.


La Asociación Nacional de Baloncesto en los Estados Unidos, NBA, ha comenzado con fuerza y en sus inicios hay varios momentos importantes que serán recordados de esta edición 75. Desde partidos memorables, actuaciones destacadas, palizas históricas y lesiones espantosas, hasta el arranque perfecto de cuatro equipos de la conferencia Este en sus primeros partidos.


Cleveland Cavaliers, Orlando Magics, Indiana Pacers y Atlanta Hawks tienen balance de tres victorias en igual número de presentaciones y están imponiendo su clase en este comienzo de campaña. Estos resultados sorprenden a muchos porque de las cuatro franquicias mencionadas, sólo Pacers es considerada como un rival de nivel en la liga.


Hawks ha estado reconstruyéndose desde el año 2016, cuando tuvo su último buen resultado al caer en semifinales de conferencia frente al campeón, Cavaliers. Desde entonces llegó la esperanza de un futuro brillante en los tiros de Trae Young y otros talentosos jóvenes como John Collins, De´Andre Hunter y Cam Reddish. Las recientes adiciones de Bogdan Bogdanovic, Clint Capela, Danilo Galinari y Rajon Rondo ubican a este equipo como un contendiente a postemporada.


Por otra parte, Cavaliers no ha alcanzado el nivel de hace un quinquenio, y probablemente nunca lo logre emular porque solo hay y habrá un LeBron James. Cuando El Rey dijo adiós, la competitividad del equipo se evaporó como un charco de agua en el desierto.


Aunque no debe esperarse que sea una de las mejores de la temporada, esta nómina ha dado un salto de calidad con la llegada de Andre Drummond el año anterior y ahora JaVale McGee. Estos hombres unirán sus fuerzas con Kevin Love y nuevos exponentes en la liga como Collin Sexton y Darius Garland para llegar a los playoffs.


Magics

Orlando Magic durante la victoria ante Miami Heat. De izquierda a derecha Evan Fournier, Terrence Ross, Markelle Fultz y Aaron Gordon. Foto tomada de NBA.com.


Magic es quizás el caso más llamativo. Esta franquicia ha estado sumida en la mediocridad desde el 2011, dos temporadas después de discutir el título, y solo en las dos campañas precedentes jugó en los playoffs. Nikola Vucevic es el mejor jugador de la plantilla desde hace años, a pesar de que muchos medios de prensa se esfuerzan en vendernos a Aaron Gordon, que no ha llegado a donde se espera.


Otro excelente basquetbolista es Terrence Ross, que en opinión de quién escribe, es una total incógnita porque equipos de mayor nivel no han optado por él como guía de la segunda unidad. Las tres victorias llegaron gracias al juego colectivo y sobre todo por el impulso que brinda Makelle Fultz. Un joven en quién no se confiaba y parece que demostrará este curso por qué fue seleccionado como número uno del draft de 2017.


Estos tres pequeños equipos buscan cambiar su suerte este año dentro de la liga. La fuerza del ímpetu juvenil guiado por la sabiduría consagrada puede hacer brillar a estas franquicias, que no tienen súper estrellas en sus plantillas y dependen del aporte de todos. A pesar de que son solo tres partidos ya han conseguido victorias importantes contra rivales directos por la clasificación a los ocho mejores puestos.


Cleveland superó a Charlotte Hornets, Detroit Pistons y Philladephia 76ers, siendo objetivos, solo los dos primeros mencionados son competidores reales por la lucha a los playoffs. Orlando se impuso a Miami Heat y por partida doble a Washington Wizzards, siendo los hechiceros rivales directos por las posiciones de privilegio en el torneo. Atlanta dispuso de par de competidores en la conferencia, Chicago Bulls y Pistons, con una victoria intermedia frente a Memphis Grizzlies.


Atlanta nba maniacs

Dos de las principales figuras jóvenes de Atlanta Hawks. De izquierda a derecha Trae Young y John Collins. Foto tomada de NBAmaniacs.


Es altamente probable que la situación actual se revierta en la tabla de posiciones y los reconocidos como favoritos impongan su clase de ahora en adelante, pero esto es un llamado de atención. Esta pequeña rebelión inicial brinda la idea a 76ers de que sigue siendo un equipo vulnerable cuando se ausenta Joel Embiid, que no jugó por molestias en su espalda. Heat debe ajustar su maquinaria si desea llegar nuevamente a discutir el título y Wizzards aún no encaja su nuevo esquema de juego, a pesar de sumar a Russell Westbrook.


Aún hay un largo camino por recorrer para los 30 competidores en la NBA, pero esta rebelión de los pequeños es atractiva para quienes gustan de las historias poco contadas como a quién escribe. Estos equipos pueden sorprender este año y aunque probablemente no lo hagan, es mejor pensar que continuarán con estos resultados por un largo tiempo, para que la liga siga siendo una de las más, sino la más, competitivas del mundo.


* Este trabajo fue redactado antes de los resultados del pasado 28 de diciembre.