Mis deseos de año nuevo para el fútbol de la NFL

Mis deseos de año nuevo para el fútbol de la NFL

Un nuevo año casi comienza y es tiempo de pedir lo que queremos que se nos cumpla en los próximos 365 días. En materia de fútbol americano muchas son las cosas a la que aspiro para el 2021. Aquí la lista.
|

La imagen puede contener: hierba y exterior

Foto tomada del Facebook de la NFL @NFL.


El año más nefasto de la historia reciente de la humanidad está a punto de concluir. Y en materia de fútbol americano también se ha vivido un año complicado, con una temporada en primer lugar donde varios jugadores importantes decidieron NO participar, la suspensión de varios juegos por los positivos en varios equipos y la escasa o nula presencia del público.


Sin embargo 'Año Nuevo Vida Nueva' dirían algunos y aunque sabemos que la pandemia seguirá afectando al deporte de las tacleadas, la postemporada está cerca para muchos, otros luchan a brazo partido por un boleto a los playoffs y los que NO tienen posibilidades de clasificar, hacen cuentas de cara a alcanzar a la agencia libre y el draft. Aquí les va entonces mis deseos de nuevo año para la Liga Nacional de Fútbol Americano, NFL por sus siglas en inglés .


Un mariscal de campo franquicia para los Jacksonville Jaguars.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas practicando deporte, personas en el escenario y exterior 

Foto tomada del Twitter oficial del Jacksonville Jaguars @jacksonvillejaguars.


Empiezo con el equipo de mis amores. Estaba bien claro que cuando la franquicia de la Florida se desprendió de tanto talento en desbandada durante la temporada muerta una reconstrucción absoluta estaba en camino.


La marca de un partido ganado (el primer juego de la temporada) y catorce perdidos, sin embargo fue peor incluso que las predicciones más pesismistas. Sin embargo yo creo que la luz al final del túnel está bastante cerca en Sacksonville y un mariscal de campo tomado con la selección uno o la dos del próximo draft, puede encaminar el rumbo más rápido de lo que muchos piensan.


Este equipo tiene una línea ofensiva estable, un buen cuerpo de receptores, un corredor novato que ha jugado muy bien y aunque tiene muchos huecos a la defensiva, tendrá una selección de primera ronda extra, vía Los Ángeles Rams,  que podrá tapar otro hueco. Además cuenta con uno de los mayores espacios en el tope salarial y un dueño como Shad Khan, que NO le tiembla el pulso a la hora de dar grandes contratos en la agencia libre.


Además el gerente general Dave Caldwell fue despedido y el entrenador en jefe Doug Marrone de seguro lo será en el lunes negro, por lo que contará con un nuevo cuerpo técnico. Un buen mariscal de campo en seleccionado en el próximo draft y los Jaguars volverán a competir seguro.


Alguien que saque a Jerry Jones de la toma de decisiones deportivas en los Dallas Cowboys.

DallasCowboys


Foto tomada del Twitter oficial del Dallas Cowboys @DallasCowboys.


Más difícil decirlo que cumplirlo claro. Jerry Jones es el dueño y puede hacer lo que le venga en gana con su franquicia. Y el problema ha sido ese, que su puesto le ha permitido erigirse como gerente general del equipo y quien absolutamente decide lo humano y lo divino.


Y así le va de mal a una franquicia histórica y con uno de los mejores estadios en todo el deporte, pero que los caprichos de su dueño la tienen sumida en la más absoluta miseria deportiva. Jones seleccionó en el draft a Cee Lee Lamb, en la primera ronda del draft, un receptor extraordinario, pero que tiene que compartir espacio en campo abierto con Amari Cooper (a quien renovó con un contrato de 100 millones de dólares y con otro extraclase como Michael Gallup).


Pero el problema en un deporte como el fútbol americano con una plantilla de 54 jugadores y un riguroso tope salarial, es que reforzar demasiado una posición implica debilitar otras. La defensiva de Dallas ha sido un auténtico colador esta temporada, aunque Jones de seguro pensó que su ofensiva ganaría ella sola los partidos (al parecer no ha escuchado el axioma, de que la ofensiva llena estadios pero la defensa gana campeonatos).


Para su desgracia, su mariscal Dak Prescott, a quien durante la temporada baja se negó a firmar a largo plazo (y prefirió otorgarle la etiqueta de jugador franquicia) se lesionó de gravedad y el equipo NO ha parado de perder. Las malas deciones de Jerry Jones siguen lastrando a una gran franquicia y la pregunta que se hacen en Dallas es, quién será capaz de hacerlo entrar en razón y hacerlo delegar a un gerente general las decisiones deportivas.


Quiero a los Pittsburgh Steelers ganando el Super Bowl.

Pittsburgh Steelers


Foto tomada del Twitter oficial del Pittsburgh Steelers @steelers.


Me encanta este equipo que ha recuperado la mentalidad de defensa primero, que históricamente trajo grandes dividendos a la franquicia acerera. El 'front sevent' es de ensueño, empezando por el ala defensiva Sthepon Tuitt, el versátil Devin Bush y el magnífico TJ Watt ¿alguien duda que pueda ser mejor que su hermano?.


La ofensiva sigue cumpliendo con un Ben Roethlisberger que ya pasó su mejor etapa, pero sigue siendo una garantía, una sólida línea ofensiva, un corredor que se aprovecha de esa ventaja y unos receptores que siguen aprovechando la mágnifica escuela que es Pittsburgh (JuJu Smith- Shuster será una superestrella).


Mike Tomlin sigue siendo un entrenador más que subestimado y si bien está muy lejos de ser el mejor tomando decisiones en el partido, nadie puede cuestionarle su capacidad para detectar y dasarrollar talento y para mantener al vestuario peleando en una sola dirección (toma nota Antonio Brown).


¡Necesitamos público en las gradas yaaaa!

Este deseo posiblemente demore un poco, pero a quienes nos gusta el show de la NFL con todo lo que lleva, añoramos mucho las gradas aborrotadas de gente que alienta por su equipo. Dos magníficos estadios en Los Ángeles y en las Vegas NO pudieron contar con público después de años de espera. Además extraño a plazas como Kansas City o Seattle que alientan al punto de dejarnos casi sordos, extraño a Green Bay, Chicago o Minnesotta, con estadios a reventar a pesar del gélido invierno. En fin, la NFL necesita para el 2021 lo mejor de ese gran espectáculo, que es su afición.