'Pincho' Ortega: la gran esperanza del baloncesto paralímpico español

'Pincho' Ortega: la gran esperanza del baloncesto paralímpico español

​El madrileño alzó todos los títulos con el Ilunion en España y cruzó el charco. Ya tiene un anillo de campeón y apunta a los Juegos Paralímpicos de Tokio 2021.
|

ErcBR 0XUAEaivj


España tiene un campeón sin fronteras. Un animal competitivo que no conoce la vida sin el deporte. Con un año descendió el Sella en piragüa junto a sus padres, posteriormente probó en multitud de deportes hasta que con nueve, el baloncesto le hizo 'chof'. A sus 20, a Ignacio Ortega, que nació sin ambas piernas de rodilla para abajo (doble genesia), le da igual lo que se le ponga por delante, ya sea una defensa en zona, al hombre o cualquier adversidad. Este ala-pívot madrileño no es solo la gran promesa y realidad del baloncesto paralímpico español. Es toda una esperanza para el Baloncesto Sobre Ruedas (BSR) mundial.


Su vida como deportista es meteórica y modélica como estudiante. Pasó de ver en las gradas a sus ídolos, Terry Bywater o los hermanos Zarzuela, a ayudarles con 15 años a levantar el triplete con el Ilunion, el club más laureado de España. Copa, Liga y Champions para romper el precinto de un competidor sin límites. Un debut de cuento de hadas. La siguiente temporada añadió a su vitrina de trofeos otra Copa del Rey. Pero a pesar de instaurarse en la excelencia, no se acomodó. Después de mostrarsel panorama nacional siendo el MVP del Campeonato de España de Promesas Paralímpicas celebrado en Valencia, sus lazos con su entrenador, Ford Bertram, le llevan a cruzar el charco.


El sueño americano


Tentado por una beca por la meca del baloncesto mundial, también en silla de ruedas, 'Pincho', como se le conoce, prosigue sus estudios de Relaciones Internacionales en Alabama, universidad que le ofrece alistarse a una élite incomparable estructuralmente a la española por prestaciones y organización. Un trampolín irrechazable para su carrera deportiva y académica. El sueño americano acaba por convertirse, más temprano que tarde, en realidad. El primer año gana la liga universitaria y como Lebron, Kobe o, más cercanos, Pau, Marc Gasol o Ibaka, se enfunda su primer anillo, con nombres y apellidos, de campeón.

15933640809913

Tres años de progresión sin límites con un primer metal entre medias con la selección de U22 española, con la que lleva años siendo pieza nuclear y a la que catapultó a la medalla de bronce en 2018. Logro que lepermitió, ese mismo año, estrenarse con los 'mayores' y disputar su primer Mundial absoluto en Hamburgo. Un camino de rosas que también tuvo alguna espina, como quedarse fuera de la lista del seleccionador Óscar Trigo para el campeonato europeo celebrado en 2019 en Polonia.


Ni la pandemia le frena: con la vista en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2021

Como al mundo, la pandemia de COVID-19 obligó a pararlo todo. O, en el caso de 'Pincho', a ponerlo en stand by. La liga universitaria americana echó el freno y Ortega decidió regresar a España para proseguir con su preparación. Todo ello pese a estar alejado de la familia, por esos tiempos en Nápoles, donde les llevó el destino militar de su padre. Así, acabó el curso académico vía telemática y siguió mejorando facetas primero en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Madrid y posteriormente de nuevo en el Ilunion, que le volvió a acoger con los brazos abiertos, incluso llegando a disputar minutos en diciembre en División de honor y volver a lucir en el Campeonato de España de selecciones U22 que disputó con la Comunidad de Madrid.


Ahora, de nuevo de vuelta en Estados Unidos retoma su 'nueva normalidad'. La de seguir acumulando victorias, tanto personales como colectivas. Como todo campeón, con la ambición como gasolina, ya tiene los cinco sentidos puestos para llegar al máximo a los Juegos Paralímpicos de Tokio 2021, su primera cita olímpica con España, que acudirá con 'Pincho' como joven valor para tratar de superar la plata de 2016 conseguida en Río de Janeiro.