El rugby cubano, una historia que merece ser contada

El rugby cubano, una historia que merece ser contada

Alexander Hernández Sotero es el autor de un libro que pronto será publicado en una editorial argentina y su principal objetivo es contar la historia de este deporte en Cuba.
|

Portada

Portada del libro “Rugby Cubano: Historia y Leyenda”, facilitada por el autor.


Cuba es un país donde el deporte es parte de la identidad nacional. El béisbol es la cumbre del amor popular en la nación, pero también se ha cosechado éxitos en múltiples modalidades de la actividad del músculo.


Voleibol, ajedrez, levantamiento de pesas, judo, lucha, ciclismo, y un abanico de opciones se pueden escoger para referirse a la grandeza de la isla. La consagración de muchos atletas llegó gracias a que, en algún momento, dos o tres personas promovieron el desarrollo de una disciplina deportiva entregados en cuerpo y alma a su causa.


El ajedrez inició su andar desde el siglo XIX, encumbrándose con Capablanca años después. El judo inauguró sus pasos en la mayor de las Antillas en 1951 gracias al finlandés nacionalizado belga Andrés Kolychkine Thompson, pero no fue hasta 1979 que se aceptó la práctica de las mujeres, y con Ronaldo Veitía al frente para 1989 Estela Rodríguez ganó la primera medalla, ¡y de oro!, en un campeonato mundial. El voleibol llegó a inicios de siglo XX y las morenas del Caribe dominaron el mundo en el cierre de esa centuria al mando del genio Eugenio George, mientras los hombres se codeaban con los mejores del planeta.


Una de las disciplinas deportivas más jóvenes en el país también merece escribir su historia, aunque no tenga igual difusión o resultados en su corta carrera. Es quizás, una de las modalidades de ejercitar el músculo más antiguas del mundo moderno, porque desde que en 1823 William Webb Ellis tomó la pelota con las manos en un juego de fútbol rudimentario, se comenzó a practicar Rugby.


El rugby se jugó en la Universidad de La Habana mucho antes del triunfo de la revolución, pero su práctica disminuyó con el tiempo hasta casi desaparecer. No fue hasta principio de los ´90 cuando comenzó a andar otra vez este deporte y continúa hasta la actualidad, a pesar de no tener todo el apoyo posible en el país.  


Esa historia es la que recoge Alexander Hernández Sotero en su libro “Rugby Cubano: Historia y Leyenda”. Un hombre apasionado por su deporte, árbitro, entrenador de jóvenes promesas, difusor de esta especialidad y actualmente promotor y estadístico de la Federación Cubana de Rugby. Ingeniero Industrial de profesión y actualmente estudiante de segundo año de Licenciatura en Cultura Física.


Tuve el placer de conocerlo en la emisora de radio C.O.C.O., cuando en una emisión del espacio estelar Tribuna Deportiva donde trabaja como comentarista deportivo, coincidimos para su sección de los viernes. Quince minutos aproximadamente si la memoria no me falla, conversamos sobre los andares del rugby en La Habana, capital cubana, y nos actualizó, a mí y a los oyentes, acerca del panorama mundial.




Alexander en el programa tribuna deportiva

Alexander Hernández Sotero, en el centro, durante una emisión del espacio radial "Tribuna Deportiva" en la emisora C.O.C.O. Izquierda, Alejandro Sáenz Montoya conocido como "El Toro" por su portencia física jugador de La Habana. Derecha, Dayán García La´O comentarista deportivo en la emisora y periodista, jefe de la redacción de deportes de la revista Bohemia. 


Quienes hayan interactuado con él no me dejarán mentir cuando digo que es amable, apasionado, de rápido hablar y pensar fugaz, tanto, que en ocasiones gaguea, porque quiere decir mucho en poco tiempo, pero sobre todas las cosas entregado al rugby, su deporte, su pasión.


Con él conversamos en Sport HD News sobre este libro que pretende llevar a la luz toda la historia de esta disciplina deportiva en Cuba. Una que también merece ser contada, junto a nombres que vale la pena conocer.


¿De dónde surge la idea del libro?


La idea del libro salió por una parte de un escrito que publicaron Leonid Baro y Lester Farías. A partir de ahí me encamine en mi historia, en profundizar y darle la promoción a este deporte en Cuba, por el estado en que está, desconocido, aunque ya hay cierta cultura por los partidos de rugby y la promoción en la radio y la TV.


¿Quiénes son Leonid y Lester?


Lester es atleta activo y profesor del Fajardo (Universidad de la Cultura Física y el Deporte “Manuel Fajardo”) y Leonid fue el secretario de la Federación Cubana de Rugby (FCR) hace un tiempo atrás y lo validaron para sacar la maestría en entrenamiento deportivo.


¿Cuál es el objetivo principal del libro?


Dar a conocer el rugby cubano. Su historia principalmente desde 1992 que se reinicia, ya que hubo rugby en la Universidad de La Habana hasta el triunfo de la Revolución, pero era muy exclusivo por la aristocracia habanera. Estuve investigando y hubo un viaje de un equipo de rugby en 1923 hacia la Florida. Un equipo universitario llamado “Eleven Caribe”, donde estuvo el mítico José Barrientos y fueron a hacer un tope en la “Universidad Rollins College”.


Pero no hay mucha evidencia sobre esto, el fútbol americano era más popular que el rugby, el rugby era opcional. Aquí se motivó por la participación de Cuba en la Olimpiada de 1924, que fue la última aparición del rugby y la ganó Estados Unidos en dos ediciones consecutivas 1920 y 1924.


El libro como tal se produce porque todavía el rugby no se ha aprobado, no hay declaraciones de ningún tipo ni hay intenciones este año de inscribirlo en la RAN (Rugby Americas North), 6 años después de oficializar la FCR, todavía no hay nada. Tengo fe que se logre, pero sería el primer paso porque en diciembre de este año empiezan las eliminatorias para los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 2022.


¿Dónde se publicará? ¿Qué editorial?


El libro está listo, no se va publicar en Cuba, me hubiera gustado publicarlo en mi país, para eso lo hice, pero las circunstancias atentaron y se lo comenté a un amigo argentino y este contactó con la editorial Rosario, en Argentina, y enseguida lo aceptaron.


Por el momento no se va publicar en Cuba, pero espero que pronto, creo que el tema Covid-19 atenta contra toda planificación que te hagas, la recuperación de la economía y en el momento adecuado, quiero que se haga en junio en la fecha de nacimiento del Che (Ernesto Guevara de la Serna).


¿Qué circunstancias atentaron contra la publicación del libro?


Carencia de papel en el país, se esperaba la tirada para el año 2022.


¿No había papel para la impresión del libro?


Hice la gestión personalmente en la Editorial Deportes en Cuba, pregunté y esa fue la explicación que me brindaron. Además, la calidad no sería la mejor, porque incluyo muchas ilustraciones como valor documental y al editarse en blanco y negro, no quedaría de la mejor manera.


Sele fem rug 7 contra canada durante el ultimo seven de la habana

Selección femenina de rugby 7 de Cuba, de rojo, ante equipo de Canadá en el último torneo Seven de La Habana, 2013. Imagen incluida en el libro, facilitada por el autor.


¿Para cuándo debe estar impreso?


Ahora pasa por un proceso de edición, si no hay problemas irá al paso de mercadeo o promoción y luego su impresión y comercialización, para publicarlo en el momento adecuado.


¿Habrá posibilidad de comprarlo en Cuba?


Creo que para la Feria del Libro del 2022 se podrá. Puede ser antes, lo voy hablar para que así sea porque hay mucha expectativa. Rugbistas de muchos países han manifestado su interés en adquirirlo, pero comenzará en Argentina.


Háblame un poco sobre el contenido del libro, ¿Que estructura tendrá?


Tiene cuatro capítulos. Los tres primeros dividen los 28 años del rugby cubano en tres etapas, primera desde 1992 al 2001, segunda de 2002 al 2013 y tercera del 2014 hasta la actualidad. El cuarto capítulo está dedicado para los rugbistas cubanos, un acercamiento a las casi 90 personas que han construido esta historia.


Faltan algunos, principalmente de esa primera etapa, que por problemas de localización no están. Pero indiscutiblemente es un reflejo de personas de carne y hueso que aman y amaron el rugby en mi país, porque también hay fallecidos.


¿Has plasmado en el libro alguna entrevista o palabras de los atletas?


Sí. Es el recuento de sus protagonistas, algunos han dado su autobiografía, otros no por problema de localización. El libro como tal es una biografía de lo que ha sucedió con la práctica del rugby, con aciertos y desaciertos que ha conducido a una mala gestión de la disciplina en Cuba.


Casi sin presupuesto ha sobrevivido todos estos años.


Imagen de un campeonato nacional

Presentación de uno de los campeonatos nacionales desarrollados en Cuba. Imagen incluida en el libro, facilitada por el autor.


¿Hay algún nombre importante para los seguidores del deporte que destaca en el libro?


Lo iniciadores, como por ejemplo Ricardo Martínez Galeana que vive en Cuba, específicamente en Santiago de Cuba. Él es nuestro “Cristóbal Colón”, todo el mundo le dice Ricardo o el gallego. También están Chukin Chao, Osmel Hernández, Alexis Figueras, Juan Carlos Masa, gente que fueron los iniciadores del rugby en Cuba y que hoy todavía están con nosotros y están ligados a la FCR. Aparecen muchos otros además de ellos.


WhatsApp Image 2021 01 16 at 5.36.28 PM

Ricardo Martínez Galeana al centro sosteniendo a sus mascotas, rodeado de practicantes del deporte. Imagen incluida en el libro, facilitada por el autor.


¿Siempre tuviste este título concebido para el libro?


No.


¿Cuál tenías antes?


“El eslabón perdido del rugby cubano”. Me convencieron de no ponerlo porque, la verdad, es un título muy agresivo y ese no es el propósito del libro. No busco criticar a nadie por el poco desarrollo del rugby cubano, aunque tiene sus críticas de manera constructiva y respetuosa. Por eso opte por “Rugby Cubano: Historia y Leyenda”.


¿Cuánto tiempo te ha llevado completar el libro?


Desde el 2017 tomé las primeras notas, creo que la Covid-19 me brindó el impulso que necesitaba para culminarlo, fue el momento en que estuvimos totalmente en cuarentena y no se pudo salir. También tengo otros proyectos, como hacer una exposición fotográfica del rugby cubano, porque poseo unas mil imágenes de estos 28 años. Cuando pase la pandemia ya buscaré como desarrollarla.


Hemos abarcado varios temas sobre el libro ¿Quieres agregar algo más que no hayamos conversado?


Espero que el libro motive la posibilidad de realizar otros ejemplares. Me hubiera gustado profundizar en la primera etapa, en los campeonatos nacionales, en el “Seven de la Habana”, en el rugby femenino en Cuba, el viaje a Francia de un equipo cubano de rugby 15 en el año 2000. Hay muchos temas por tratar. Fueron momentos únicos y marcaron la historia del deporte.


“Rugby Cubano: Historia y Leyenda” cuenta la mayor parte de la historia, pero no la profundiza y eso es lo que quiero en el futuro, adentrarme en los pasajes del rugby cubano.