Wilfredo, un escudero del Boliche
DEPORTE AMATEUR

Wilfredo, un escudero del Boliche

El Boliche, también conocido como Bolos o Bowling es uno de los deportes no reconocidos oficialmente en Cuba, considerado como una práctica recreativa. “Tenemos condiciones para crecer, sólo necesitamos más apoyo” declaró a SportHDNews/Cuba uno de sus constantes animadores
|

Holguín es la actual capital del Boliche en Cuba, prácticamente su único hogar. Wilfredo Concepción es de los hombres que le impulsan, y pisar el freno no le pasa por las neuronas. En su ficha más reciente destaca el ser campeón de la Final de Maestros de 2020 en el circuito local, al que llaman Grand Prix, y donde ganó varias paradas para terminar en el Top 5. Dialogamos con él para valorar la realidad del Boliche en el país.


¿Cuándo empezaste en el Boliche?


En el año 2002 se inauguró la Bolera de Holguín. La instalación se creó bajo la gerencia de la empresa extrahotelera Rumbos (ahora Palmares), de la cual era trabajador. Soy fundador como parte de la administración de la Bolera, pero también como jugador y activista.


Empezamos muy a lo recreativo, aunque esa naturaleza nunca se ha perdido. Luego impulsamos un grupo a tomarnos el Boliche más seriamente, comenzamos a organizar eventos competitivos y a generar una cultura en la ciudad.


¿En qué momento empezó a sentirse la madurez en Holguín?


En el 2005 debuté junto a otros tres compañeros en el Campeonato Nacional, organizado en Sancti Spíritus, que por entonces era la mayor potencia y sede de la preselección nacional. Ese es un punto decisivo, y hasta la fecha nunca hemos bajado el nivel en Holguín, todo lo contrario.


Boliche

FOTO CORTESÍA DEL ENTREVISTADO


Esta disciplina nunca ha sido relevante en el panorama deportivo nacional, aunque en el lejano 1950 llegó a ganar medallas en los Juegos Centroamericanos y del Caribe. En esa justa, organizada en Guatemala, alcanzaron la plata Walter Fernández-Juan Hernández en dupla masculina, y ganaron el bronce por equipos junto a Leonardo Menéndez, Álvaro García y Orlando Suárez. ¿Estamos lejos de eso?


El Boliche vivió un renacer desde 1991 hasta 2008, ahora está en depresión. Para los Panamericanos del 91, en La Habana, se inauguró la Bolera de la Sala Ramón Fonst, y entonces llegó ese ciclo de buena actividad, liderado por los espirituanos y capitalinos, acompañados mayormente por representantes de Camagüey, Pinar del Río, Matanzas y también nosotros.


Se participó en algunos Juegos Centroamericanos y del Caribe, en torneos regionales del deporte bajo la federación del área, Concecabol, en estos se lograron algunas buenas actuaciones, y estuvimos como disciplina oficial en dos de las desaparecidas Olimpiadas del Deporte Cubano, 2006 y 2008.


Tres momentos marcaron la caída, los dos primeros muy cercanos. Fueron el parón de la bolera habanera, creo que en 2007, y el reajuste organizativo del Inder en el 2008 cuando el Boliche dejó de considerarse deporte y se pasó a práctica recreativa.


Ya no era lo mismo, pero se mantuvo un buen nivel durante algunos años, hasta que Sancti Spíritus fue desarmado. Y esa era la única bolera no turística, pertenecía (o es) de Cubadeportes y el Inder. Hace más de cinco años ya de eso. En el camino también quedaron Pinar, Camagüey, Ciego de Ávila y Cienfuegos. Desde entonces sólo Holguín tiene práctica organizada, y porque la asumimos nosotros mismos desde todos los ángulos. Aunque, casi siempre fue así en toda Cuba.


Boliche jose la o f noire

JOSÉ LA O, ACTUAL CAMPEÓN DEL GRAND PRIX                       IMAGEN: RADIO ANGULO


¿Y el apoyo?


Hubo años de mucho apoyo en Holguín y en Sancti Spíritus, te hablo de autoridades deportivas y del gobierno. Pero no era la habitual en el país, y ya ni siquiera con nosotros. Aunque tampoco estamos en el olvido, siempre hemos contado con el apoyo de la dirección de Rumbos primero, y luego de Palmares para mantener un evento que ya cumplió 16 años. Además, tenemos buena divulgación en la prensa local, sobretodo en Radio Angulo (la emisora provincial).


Desde una visión optimista ¿Cómo pudiera idearse un resurgir?


Nunca más ha existido la iniciativa de apoyarnos. No hablo de llamarnos para eventos internacionales, aunque deberían por que el Boliche siempre está en Juegos Centroamericanos y del Caribe, pero con nuestros escasos jugadores sería difícil presentarse con buen nivel en el área en estos momentos. Me refería a potenciar a aquellos practicantes que llegaron a alcanzar un nivel cercano al profesional y ahora están olvidados en varias provincias, ese tiene que ser el primer paso.


Una buena variante para ello sería un convenio Inder-Mintur, para que en algún que otro momento se utilicen las instalaciones situadas en hoteles. Por gestiones propias nosotros lo hemos hecho. Este mismo 2020 tuvimos problemas con nuestra bolera y logramos mantener la serie de Grand Prix en Playa Pesquero.


Wilfredo Concepcion f noire

WILFREDO CONCEPCIÓN       IMAGEN: RADIO ANGULO


Según conozco, hay boleras en hoteles de La Habana y Varadero, y una muy pequeña situada en el Prado de Cienfuegos, que ya tiene dos pistas nada más y están fuera de funcionamiento.


Sí. Además, hay otras en hoteles de Camagüey, Ciego de Ávila, y creo que en Topes de Collantes, en Sancti Spíritus. No sé si en otro lugar más.


Resulta evidente que se utilizan muy recreativamente, y eso no está mal, pero es una lástima que no se aprovechen con todo su potencial.


Debido a las prioridades no es momento para reclamar otra cosa que apoyo por parte de las autoridades deportivas y gubernamentales en los territorios del país donde pueda surgir un movimiento como el holguinero, expontáneo. Eso es lo primordial en el actual contexto. Que si en esas pistas surge un grupo con ánimo sea respaldado, sin tener que destinar muchos recursos ni personal a tal función, porque incluso parte del gasto de los extintos campeonatos cubanos corría por cuenta propia. Pero que desde una concepción muy amateur, los que decidan hacer de este deporte más que un entretenimiento, encuentren una mano, una voz y una institución que no les frustre. Cuando nuevamente exista un movimiento nacional activo se podrá exigir más, con el sueño de volver a representar a Cuba y buscar una medalla en Juegos regionales.


BOLICHE DOM

ADAMS AZZE, JOVEN TALENTO DEL BOLICHE EN HOLGUÍN     IMAGEN: RADIO ANGULO


Hemos mencionado mucho a Holguín. ¿Pero cómo es la actualidad allí, esa que le da tanto orgullo?


Durante todo el año realizamos el Grand Prix, que tiene siempre alrededor de 20 paradas. Más de 20 jugadores hacen la ruta completa, pero en el circuito llegan a participar más de 100 competidores. Eso es muy bueno, teniendo en cuenta que solo ocupamos parte del tiempo en la instalación, dejando mucho tiempo al servicio abierto recreativo. Unos cuantos amantes vivimos para esto, como suele decirse, tratando de que nunca falle nada, o de remediar los problemas. Si de nosotros depende, el Boliche no va a morir en Holguín, y por tanto, tampoco en Cuba.