Trucos en la alimentación para prevenir el Covid-19

Trucos en la alimentación para prevenir el Covid-19

|


No hay ningún truco mágico, una alimentación no te curará ni te asegurará no contagiarte, eso sí, una dieta completa, variada y rica en antioxidantes mantiene tus defensas a punto y ayuda a no cogerlo. A parte de esta lógica, la OMS recomiendo no comer alimentos crudos, carnes o pescados que cada vez están más en nuestras comidas, ya que pueden tener una contaminación cruzada en la manipulación.


También se recomienda ingerir un poco menos de comida de lo habitual y así evitar sobrepesos, ya que está asociado a enfermedades cardiovasculares o hipertensión y puedes convertirte en persona de riesgo. Una de las cosas más importantes para tener un sistema inmune fuerte, es tener buenos hábitos de sueño y no dejar de lado el deporte en ningún momento. También es importante beber mucha agua y consumir alimentos ricos en vitamina C.


Algunos alimentos también pueden ayudar a mejorar una etapa de recuperación, de momento organismos como como Unicef y la OMS siguen investigando para poder aportar nuevos datos sobre la prevención y el tratamiento. Algunos de los alimentos antioxidantes más recomendados son, salvia, orégano, regaliz, jengibre, ajo, albahaca o hinojo, entre muchos otros.


¿No sabes como tener un patrón alimentario saludable?


Este que vemos a continuación te puede ser de gran ayuda:

Consumo de 5 a 10 raciones de frutas, verduras y hortalizas diarias.

Consumo semanal de pescado y carne. (Preferible la carne blanca frente a la carne roja, preferiblemente pollo y pavo; Consumir más pescado que carne).

2-3 raciones semanales de legumbres en todas sus variedades.

2-3 raciones semanales de cereales integrales como el pan o la pasta.

Consumo diario de lácteos (Queso, yogures y leche).

Consumo de 3-4 huevos semanales.

Utilizar aceite de oliva para cocinar y aliñar las comidas.

Consumo diario de frutos secos, crudos o tostados (nueces, almendras y avellanas).

No sobrepasar los 5 gramos diarios de sal.

Debemos reducir al máximo el azúcar, no más de 25 gramos al día (dulces, bollería industrial…).


Y si continuamos con buenos hábitos post covid, mejor que mejor.