Kid Blast Barthelemy vuelve con todo por su tercer título

Kid Blast Barthelemy vuelve con todo por su tercer título

Rancés Barthelemy acudió a lo mejor de la escuela cubana de boxeo y venció al filipino Al Rivera por decisión unánime.
|

 

IMG 20210130 205947

Foto: @premierboxing /Twitter


Rancés Barthelemy regresó con todo en la búsqueda de su tercer cinturón en el boxeo profesional. Después de 21 meses lejos del cuadrilátero, superó con creces al filipino Al Rivera, un rival que se anunciaba de mucho cuidado, pues llegaba con más del 80 por ciento de las peleas ganadas por la vía rápida.


Barthelemy (28-1-1, 14 KO) hizo gala de lo mejor de la escuela cubana de boxeo. Solo le faltó el nocaut ―quizás lo que más se le exige a los cubanos en  el profesionalismo―, y no fue por falta de golpes cargados de poder, en su defensa podemos decir que Rivera (21-4, 18 KO) aguantó como pocos. 



Como sea, este sábado, el cubano demostró por qué es considerado uno los pugilistas del patio más agresivos y que menos evita al adversario en el boxeo profesional. En los primeros seis rounds, de diez pactados, Kid Blast minimizó a Rivera en todos los sentidos: ganó todos los intercambios, esquivó la mayoría de los golpes, y se convirtió en un acertijo indescifrable para el filipino por los continuos cambios de guardia y el pleno dominio del combate.


Luego Barthelemy, ya sabiéndose ganador, sacó la experiencia. Se dio cuenta que le iba a ser muy difícil noquear, pues la fuerza no era la misma del inicio. Además, tener 34 años siempre va a ser un hándicap para cualquier boxeador si llega la fatiga. Entonces se dedicó a defender, a cuidarse de un golpe escapado de Rivera y a sacar la mayor tajada al más mínimo roce para no dar márgen a la duda de los jueces. 



Por como se mostró, Rancés parece listo y con todas las credenciales para regresar a los planos estelares. Una figura como él, con dos títulos mundiales de la IBF en las divisiones Súperpluma (2014) y Ligero (2015), está hambriento de protagonismo y busca otra vez la oportunidad de luchar por el cinturón de peso Welter, tras quedarse a un paso de ganarlo en 2019, al terminar empatado con Robert Easter Jr.