La sorpresa para Leo: ¡Cumpleaños dentro de Minecraft!

La sorpresa para Leo: ¡Cumpleaños dentro de Minecraft!

A causa de la covid-19 el chico español de 13 años no pudo celebrar el cumpleaños con sus amigos y estos le regalaron una fiesta dentro del juego Minecraft.
|

EtS9aF9XYAAQPpg

El pastel de cumpleaños que le regalaron en Minecraft sus amigos a Leo. Foto tomada de twitter.


El domingo 31 de enero de 2021 pasará a la historia como el último día del primer mes del año en que empezamos a salir del covid-19, pero para un chico español de 13 años será como un cumpleaños memorable y único. La historia nos la cuenta Héctor Alonso, el padre de Héctor, uno de los amigos que decidió regalar una fiesta con todas las de la ley, pero de manera virtual: en Minecraft.


Leo planeaba celebrar con sus amigos ese domingo, cerca de siete muchachos, y Héctor explicó a SportHD News que donde viven, en la capital española Madrid, el gobierno regional publicó hace unos días nuevas normas para la prevención del covid-19. Una de ellas es la prohibición de reuniones de más de cuatro personas.


Por este motivo, Leo canceló su fiesta con la tristeza que puede tener un niño de su edad, y cualquier persona, al dejar de disfrutar con sus amigos.


Ahí es donde surgió la idea de que no pasara por alto la celebración del cumpleañero y le regalaron una sorpresa que nunca olvidará. Héctor comentó que su hijo tiene un espacio en Minecraft, en el que juegan todos los amigos y se le ocurrió organizar su fiesta de cumpleaños de manera virtual.


F0LkdK4h

El hijo de Héctor, que también se llama Héctor mientras creaban la sorpresa para Leo.


Todos se pusieron de acuerdo y trabajaron día y noche para llevar a cabo el plan. Les llevó buen tiempo y dedicación, pero, cuando es para un amigo, nunca hay cansancio ni dificultades que los venzan. Lo hacían a ratos, porque debían encontrar tiempo entre la escuela con sus clases del instituto y el estudio en casa.


Entraban al servidor cada vez que Leo no estaba, construyeron una entrada secreta junto a la entrada de la casa de él en el juego, con varias salas subterráneas. “Cada uno pensó en un regalo: un animal, pociones, minerales, etc, y los guardaron en cofres. También pusieron carteles con mensajes, algunos de broma, y otros más serios”, detalló Héctor a través de una conversación por la mensajería de twitter.


El hijo de Héctor, que también se llama Héctor, muestra como quedó la sala donde le regalaron un kake virtual a Leo.


Al ver el origen cubano del autor, el padre del líder de esta idea explicó que uno de los mensajes era “Feliz cumple y sigue tus sueños”  y quién lo escribió es “medio” cubano, hijo de una española con un antillano.


Héctor relató el día de la celebración de la siguiente forma:


“Llegó el día del cumpleaños, el domingo 31 de enero, se reunieron todos en el servidor y le dijeron al cumpleañero que tenían una sorpresa. Él debía buscar una entrada secreta cerca de su casa y la encontró. Entraron todos y celebraron la fiesta, con Leo, el cumpleañero, abriendo los cofres con los regalos.”


Para Leo fue una grata sorpresa y le gustó mucho el detalle que tuvieron con él sus amigos, lo mismo que haría cualquiera por los de su pandilla, su piquete, su grupito, sus colegas, sus socios…


Hace meses algunos no se ven porque ahora van a centros de enseñanza diferentes, pero el vínculo forjado entre ellos será para siempre. Héctor contó que después de la “fiesta” online siguieron jugando y discutiendo como siempre, “cosas de muchachos”.

El tema de los videojuegos es un tabú social para las generaciones un poco avanzadas en edad, vinculado siempre con la pérdida de tiempo y la falta de aprovechamiento de habilidad. Por eso el redactor quiso saber la opinión del padre sobre los videojuegos.


“También he jugado yo mucho, aunque cuando yo empecé a jugar videojuegos no había juegos en red, era una cosa más solitaria. Ahora es distinto, la gente se relaciona, juegan con amigos o personas de otros países. Minecraft me gusta porque puede ser muy colaborativo. De hecho, en Primaria en el colegio usaban una versión escolar.


Yo soy más de videojuegos de conducción, tipo Fórmula 1 y cosas así, aunque a veces juego con el niño a Mario Party o Mario Kart. Me gustan los videojuegos y sé que ahora hay campeonatos nacionales e internacionales de eSports.


Creo que bien usados pueden ser educativos.


Me gustó que usaran ese recurso para reunirse virtualmente y celebrar algo como un cumpleaños, y que su amigo no se sintiera triste por no celebrarlo con sus amigos.”


Ante la interrogante de si eliminarán algún día esas salas, respondió que espera que no, además, cree que aún tienen algún “animalín” viviendo allí.


Es sin dudas una historia digna de contar, muestra de la belleza de los videojuegos, no solo por el arte que aportan, sino también por la hermandad que se puede crear a través de los mismos.