¿Es malo hacer deporte con música?

¿Es malo hacer deporte con música?

|


La música tiene un efecto bastante significativo en nuestra mente, es una forma de evasión pero también en ocasiones es útil para mantener la concentración. Esto no da a entender que depende de la actividad que vayamos a realizar, será más conveniente un estilo de música u otro. Teniendo en cuenta que en algunos deportes como la danza, es totalmente obvia su presencia. En otros, puede disminuir la sensación de fatiga, ya que estas pendiente de no solo una cosa a la vez.


Esto, puede generar una actividad cerebral que nos puede hacer estar muy activos y felices, es ideal para estar motivado en ejercicios aeróbicos o salir a correr. En cambio si estamos realizando ejercicio de resistencia o en los que hay que mantenerse en total concentración, como el tenis o el yoga es mucho mejor prescindir de ella. También tiene mucho que ver con el momento concreto, porque quizás para un calentamiento previo es ideal mantenerse activo y para terminar una práctica puedes utilizar música que ayude a relajarse.


Una de las investigaciones más recientes, liderada por el profesor Lee Bartelt, fundador y director del Centro de Investigación de Música y Salud de la Universidad de Toronto, confirmó que una persona puede llegar a aumentar hasta en un 70% la duración del ejercicio. De forma totalmente inconsciente, mucha gente incluso adapta sus ejercicios a la velocidad rítmica, por ejemplo al correr con las pisadas o al ir en bici, es fácil que si aumenta la velocidad de la música, también la del individuo.


¿Cuáles son los beneficios?

Nos ayuda a descargar adrenalina y estar motivados, el ejercicio se hace menos pesado o aburrido disminuyendo la sensación de fatiga y la sincronización inconsciente favorece a la coordinación de tus latidos y tus pasos. También, te hace estar en diferentes estados de ánimo y aprender a compaginarlos con el ejercicio y puede hacerte estar más concentrado o desconectado según tu elección. Es importante tener diferentes listas de reproducción para cada momento.


Con la música, a todas partes!