Vettel necesita de tiempo para adaptarse al nuevo AMR21

Vettel necesita de tiempo para adaptarse al nuevo AMR21

|

IMG 3032

Sebastian Vettel quiere tiempo. El piloto alemán acaba de aterrizar en Aston Martin tras más de un lustro en Ferrari. Coche nuevo, motor nuevo y tan sólo un día y medio de trabajo en pista antes de que empiece la temporada. Para acabar de complicar las cosas, hoy tan solo ha podido dar diez vueltas por un problema en la caja de cambios. Cree en su nuevo equipo, pero admite que necesita algo más de margen para adaptarse a todo lo que implica.


Las diez vueltas que ha dado Sebastian esta mañana se suman a las 51 que pudo completar ayer. Ahora tan solo le queda por delante algunas  sesiones vespertinas de la próxima semana , en la que tendrá la ocasión de conducir el Aston Martin AMR21 por una última vez antes de iniciar la temporada. Su deseo para el tiempo que resta es que no haya problemas de fiabilidad y que el equipo pueda recabar toda la información que necesita para afrontar el inicio de la temporada.


"Las últimas 24 horas han sido bastante ajetreadas para todo el equipo y también para mí. Lamentablemente, hoy no hemos tenido una mañana muy productiva porque hemos tenido un problema en la caja de cambios. La hemos tenido que cambiar y eso nos ha costado tiempo, y no hemos podido estar mucho en la pista", ha explicado en la rueda de prensa de la FIA.


Dado que es un recién llegado al equipo, Vettel explica que ha sido él quien ha tenido que adaptarse a la escudería y a las peculiaridades del monoplaza. Cualquier incidencia que pueda tener en el diseño del mismo será especialmente visible a partir de 2022.


"Hay muy poco tiempo para cambiar las cosas, en términos de hardware y demás. Hemos empezado desde principios de enero y he tratado de entender a qué está acostumbrado el equipo, cuáles son los procedimientos, etc. Algunas cosas, por ejemplo, de confort de pilotaje, las puedes cambiar rápido. Pero hay otras que llevan más tiempo. Es solo el principio y soy yo quien va más hacia ellos, porque ellos ya habían empezado a trabajar en este coche el año pasado. No es que llegue aquí y de repente les tenga que decir qué tienen que hacer, porque son personas muy capaces y estoy muy contento de unirme a ellos".


"Es un nuevo ambiente, nuevas personas y nuevas formas de trabajar. La adaptación llevará un tiempo. Cuanto más tiempo tengas, mejor. Por eso este día y medio de test es crucial, aunque también es verdad que no hemos rodado desde el año pasado y es normal que necesites algo más para volver a coger ritmo. Tenemos un año largo por delante y es crucial que nos adaptemos rápido, aunque al final todos mejoraremos cuando pasemos más tiempo en la pista. Es lo mismo para todos".