Masvidal vs Usman 2: Se acabaron las excusas
UFC

Masvidal vs Usman 2: Se acabaron las excusas

Después de una primera pelea por el título en la que Jorge Masvidal afirma haber perdido porque no estaba al ciento por ciento, ahora tiene su revancha.
|

Screenshot 20210315 222020~2

Foto: @danawhite /Twitter


El peleador de origen cubano, Jorge Masvidal, ya tiene la revancha que tanto pidió durante todos estos meses ante Kamaru Usman por el título welter, el próximo 24 de abril en la ciudad de Jacksonville, en el estado de Florida, Estados Unidos.


Así lo informó Dana White, presidente de la UFC, principal organización de las Artes Marciales Mixtas, y adelantó, además, que la arena donde se desarrollará el evento 261 acogerá la máxima capacidad de público (15 mil personas), por primera vez desde que comenzó la pandemia.


Masvidal (35-14-0) tendrá la oportunidad de sacarse la espina y de enfrentarse en plena forma ante el campeón Usman (18-1-0), después de caer por el cinturón con el nigeriano en el UFC 251 celebrado en julio del 2020.


Recordemos que aquella pelea no fue del todo pareja y eso lo sabe hasta el propio Usman: Masvidal aceptó el combate solo seis días antes de la fecha tras el descarte del entonces contendiente Gilbert Burns por dar positivo al coronavirus; teniendo apenas preparación y, lo que es más sorprendente, cortó 20 libras en ese lapso de tiempo.


Aun así aguantó los cinco rounds de cinco minutos cada uno, dio una buena exhibición y ―como se ha jactado más de una vez en las redes sociales― le rompió la nariz a Usman. 


Kamaru usman jorge masvidal ufc 251 1 1

A pesar de la derrota Masvidal le plantó cara al campeón. Foto: MMA Junkie.


Es por ello que la temperatura entre ambos rivales, sin dudas, irá subiendo a medida que se acerque la pelea, y Masvidal es un especialista en el característico “tira-tira” que garantiza el espectáculo de este deporte.


Todos saben que Usman es el favorito, no en vano ha defendido el título con éxito en tres ocasiones, sin embargo, si hay un peleador que puede plantarle cara, y sin miedo a intercambiar puñetazos, es el cubanoamericano.


Pero más allá de presumirse de antemano una batalla trepidante, por la calidad de ambos, este es un combate más que necesario. Masvidal ya no tendrá más excusas de su derrota y Usman podrá demostrar si en verdad él es el que manda en la división.