A golpe de talento el Manchester United elimina al Milán

A golpe de talento el Manchester United elimina al Milán

El Manchester United derrota 1-0 al Milán en San Siro por ser más contundente en la áreas y por contar con mayor cantidad de talento
|

Cuando analizamos un partido de fútbol generalmente hablamos de estrategias, tácticas, presiones, recepciones, ideas de juegos, conceptos ofensivos y defensivos, salida de balón y un largo etcétera. Todo ello  para intentar explicar y describir lo que sucedió en un desafío y muchas veces olvidamos el factor diferencial: el talento.


Imagen

Tomado del Twitter oficial @ManUtd_Es


Al final todo depende de la calidad y  capacidad de los jugadores que tengas para ejecutar y decidir. Cuando dos equipos se neutralizan tácticamente, el genio irrumpe para decantar la balanza. Algo así como cuando jugábamos de niños, que siempre ganaba el que tenía el mejor jugador por más que el resto lo intentara hasta la extenuación. 


En el Milán versus Manchester United sucedió algo muy parecido a esto. Hasta que Paul Pogba no entró en el juego, los rossoneros controlaron lo que pasaba en el verde y al United le tocaba sufrir. Pero cuando el francés entró a la cancha, los diablos rojos respiraron, se estiraron, igualaron el guión del partido y desnivelaron el marcador. 


Los controles, regates, conducciones, pases, más la capacidad para proteger y no perder el balón del galo, hicieron que el resto de sus compañeros siempre tuvieran una ruta de escape ante la intempestiva presión del Milán. Lo otro que terminó por beneficiar al Manchester United fue la contundencia en las áreas, los de Pioli fallaron en ambas y los de Solskjaer defendieron impecablemente la suya y aprovecharon los errores italianos en la contraria.


Imagen

Tomado del Twitter oficial @ManUtd_Es


Al duelo de vuelta se llegaba a San Siro con un empate a uno, que favorecía a los italianos, pero tampoco era un resultado que le exigiera al United arriesgar en exceso. Seguían los dos equipos con jugadores importantes fuera, Bennacer, Leao, Rebic, Calabria por los rossoneri, mientras que el United tiene en la enfermería a Martial y Cavani. Además el Diávolo ya podía contar con Zlatan Ibrahimovic, siempre que fuera solo para algunos minutos.


Pioli siguió firme al 4-2-3-1, aunque en esta ocasión producto de las bajas y sin una referencia clara en ataque, esa zona esa zona la ocupaban mucho Castillejo, Çalhanoğlu, Saelemaekers y Krunic, o sea, más movimientos y menos fijación. Solskjaer también salió con su habitual 4-2-3-1 con Greenwood en punta, Rasfhord en izquierda, Bruno en la media punta y Daniel James en derecha, con McTominay y Fred en el doble cinco. Como siempre un equipo muy agresivo, que te somete con su presión y que intenta controlar todo lo que pasa aun sin balón.



Imagen

Tomado del Twitter oficial @acmilan


El Milán hizo un gran primer tiempo, juntaba muchos jugadores en salida de balón, los cuatro defensores más el arquero y el doble pivote, daban muchos pases extra para atraer y fijar rivales que luego batían con regate, descensos de algún alejado para dejar de cara o con conducciones. En tanto a los diablos rojos les costaba imponer su presión, recuperar la pelota en la zonas que ellos querían y luego con balón, el acoso de los rossoneros los hacía precipitarse y ser imprecisos.


Asi transcurrió el primer tiempo con la sensación de dominio local, aunque sin llegar a incomodar del todo la última línea mancuniana ni a su arquero Henderson. Fallos continuos también en el tercio final de la cancha desaprovechaban ocasiones contruidas en otras zonas. No obstante el 0-0 con el que concluyó el primer le venía bien al Milán, que de sostenerlo estaba en los cuartos de final.


Al regreso de los vestuarios Solskjaer movería piezas saldría Rasfhord por un pequeño golpe y entró Pogba. El cambio obligado fue un bálsamo para los ingleses. Primero porque el francés en uno de los primeros contactos con el balón puso el 1-0 definitivo en el marcador, tras una serie de errores en el área milanista -el más clamoroso el de Meité- Paul desde su talento igualó el pleito, desquició al Milan y dio vuelo a los suyos.


Pogba


Tomado del Twitter oficial @ManUtd_Es


Desde su entrada ya el Milán no pudo acosar más al United, siempre hubo una rendija abierta para que la visita pudiera respirar. Los de Pioli mostraron resiliencia y lo intentaron con todo. Conducciones de Theo, centro laterales, combinaciones, pero hoy Lindelof y Maguire no solo cerraron el área, sino más bien la clausuraron. Entró Zlatan pero no se sintió finalmente, aunque su talento siempre está presente y estuvo a punto de empatar con un remate que tapó bien Henderson.


Al final el United logró resistir e hizo válido el gol de Pogba, hoy de uniforme blanquinegro como el de su ex equipo. Los de Manchester avanza a los cuartos sin haber sido del todo mejores que el Milán en ninguno de los partidos, pero su arsenal de talento es mayor y con eso muchas veces basta. 


Después de este golpe en la mesa -y tras la eliminación de Totthenham- es el candidato número uno a quedarse con el título de la segunda gloria de Europa.