F1: Hallan un caso positivo por coronavirus en uno de los equipos de la parrilla.

F1: Hallan un caso positivo por coronavirus en uno de los equipos de la parrilla.

|

Pirellityres2021

Este fin de semana arranca la temporada con más carreras de la historia de F1: 23 circuitos. De cara al Gran Premio de Baréin, los principales aspirantes al título, si la pandemia lo permite, son Lewis Hamilton y Max Verstappen.



Baréin acogerá el inicio de la competición por tercera vez en la historia (como en 2006 y 2010) ya que el GP de Australia, que durante años ha sido el tradicional banderazo de salida de la temporada, tuvo que ser aplazado a noviembre por razones sanitarias.


Y aunque las alarmas se encendieron este jueves por un contagio de coronavirus, el GP de Baréin seguirá con total normalidad. Según The Sun, una persona dio positivo y están a la espera de los resultados de las contramuestras. El afectado sería miembro de un equipo británico porque lo podría pertenecer a McLaren F1 Team, Aston Martin Cognizant F1 Team o Williams Racing.


Eso sí, el medio deja claro que no es algún piloto o una persona importante de alguna de las escuderías. Pese al contagio, los espectadores vacunados o sanados de covid-19 podrán disfrutar de la carrera de Baréin.


El español Fernando Alonso, campeón del mundo en 2005 y 2006, y que ya ganó en Baréin en las dos ocasiones en que la temporada arrancó en este circuito, regresa a la competición a sus 39 años con la escudería Alpine (antigua Renault), tras dos años de ausencia. Sin embargo, el favorito sigue siendo el siete veces campeón del mundo, el británico de 36 años Lewis Hamilton de la escudería Mercedes, y ganador de las cuatro últimas ediciones de la competición.


Hamilton, que igualó en 2020 el récord de siete títulos de Michael Schumacher, busca este año superar al alemán. El británico, récord de pole positions (98) y de victorias (95), tiene a su alcance la barrera de 100, nunca lograda.


Su compañero de equipo, Valtteri Bottas, segundo en la clasificación en 2019 y 2020, sigue viéndose con posibilidades de ser el número 1. Podría empezar ganando en Baréin, algo que no ha conseguido hasta ahora.


El neerlandés Max Verstappen sigue escalando posiciones en las apuestas. Tercero en 2019 y 2020, el piloto de 23 años de Red Bull realizó los mejores tiempos en los ensayos de la pretemporada (12-14 de marzo), justamente en el circuito de Baréin.


Más allá de lo anecdótico de los tiempos a estas alturas de competición, impresionó la fiabilidad de los Red Bull, tanto el de Verstappen como el de su compañero, el mexicano Sergio Pérez. Por el contrario, los coches de Mercedes encadenaron problemas poco corrientes (cambio de marchas, tren trasero).


“El W12 (monoplaza de Mercedes) no fue tan estable como algunos de nuestros rivales. Red Bull iba mejor”, explicó Toto Wolf, director deportivo del equipo.


En este juego de pistas falsas propio de la pretemporada, Wolff busca pasar la presión de favorito a su rival de Red Bull, algo que el piloto holandés Verstappen rechazó, sin embargo, será complicado desestabilizar la jerarquía de Mercedes y Red Bull, ya que se tuvo que ahorrar en los desarrollos tecnológicos de esta temporada por la crisis sanitaria.


Tras los primeros entrenamientos libres del viernes (doble sesión) y del sábado (una), habrá que esperar a las 18h (15h GMT) para tener las primeras respuestas de cara a la temporada.


Con la parrilla definida, los monoplazas estarán listos para lanzar el domingo la temporada en un circuito nocturno de 57 vueltas de 5,412 km (308,238 en total), y 15 curvas.


Fue en la tercera de esas 15 curvas que el 29 de noviembre del año pasado el francés Romain Grosjean escapó a la muerte.


El francés, que este año corre en la Indycar después de no haber sido renovado por Haas, consiguió salir milagrosamente de su monoplaza partido en dos tras estrellarse a 192 km/h.