¿Bayer Munich extrañó a Lewandowski? Pierden el partido de ida en casa

¿Bayer Munich extrañó a Lewandowski? Pierden el partido de ida en casa

Kylian Mbappé quizá sueña con la final y ahora sí quiere llevarse la orejona
|

Algo impensable sucedió en el Allianz Arena; Bayern Munich no solo perdió el partido de ida, también lo hizo en casa. 

Este miércoles, el PSG y el Munich disputaron el partido de ida correspondiente a la fase de Cuartos de final de la Champions League y fue quizá uno de los mejores encuentros que pudimos ver en la jornada, no solo porque estuvo llenó de goles, sino porque son dos de los mejores equipos que tiene el torneo y porque era el reencuentro de la final del año pasado. 

De primera instancia todo parecía malo cuando los alemanes escucharon que muy probablemente Robert Lewandowski estaría fuera de las canchas por lo menos un mes, después de eso las cosas empeoraron cuando Gnabry, otro de sus hombres clave había enfermado de COVID y sería otra baja que muy probablemente les afectaría. 


Tristemente sucedió, entre la perdida de su goledor y su medio campista el resultado ha sido fatal. El encuentro arrancó y no pasarían ni 5 minutos cuando Kylian Mbappé llegaría para marcar el primero de la sentencia ante los alemanes, el terrible error que muy probablemente fue ocasioando por Manuel Neuer cuando intenta sostener el esférico pero no logra nada y solo pasa entre sus piernas y sus manos. 


Al 28 vendría el segundo de los parisinos y simplemente parecería que todo estaba marcado y que lo que vendría sería aún mas desastroso de lo que todos esperaban. El reloj marcaba el 37' cuanod Choupo-Moting les regresa el aire a los bávaros y se pueden ir al descanso con un 2-1. 


Lo que vendría para la parte complementaría sería un parteaguas de lo que sucedería también en el Parc des Princes. Al minuto 60' el hombre que hasta descalabrado estaría, Thoma Müller marcaría el gol que los haría respirar al darles el empate y los dejaría en perfectas condiciones para ir a marcar uno más a Francia y poder soñar con las semifinales. 

Con lo que no contaría el Bayern es que Mbappé no se conformaría con un gol y buscaría el doblete, tan solo ¡8 minutos después de Müller!. 


¡CATASTRÓFICO!

Aunque no era goliza, el encuentro termino a favor de los comandadodos por Mauricio Pochettino y se van con la venteja a casa de una victoria de 3-2 ante una escuádra alemana, que luchó, pero que no le fue suficiente, que muy probablemente la desesperación debajo del cubrebocas de Oliver Kahn reflejaban mucho más de lo que imaginaba. 

Un parido del que se suguramente Hans-Dieter tiene mucho que aprender, estudiar y corregir para el próximo 13 abril en el encuentro de vuelta, donde está obligado a recuperarse, de querer soñar con avanzar a la siguiente fase de Champions League.