​Serie A: El Diávolo encuentra fortuna ante el Grifo y sigue creyendo

​Serie A: El Diávolo encuentra fortuna ante el Grifo y sigue creyendo

El Milán logró un gran triunfo en San Siro ante el Genoa y mantiene sus esperanzas a la espera de algún tropiezo del Inter. Udinese y Sampdoria también lograron triunfar ante Crotone y Hellas Verona.
|

Imagen

Foto: @acmilan


El Milán tenía un nuevo desafío en casa, bueno dos, porque además del Genoa de Ballardini los rossoneri se han tropezado en casa con un segundo rival y es el propio Diávolo al que últimamente le ha costado sudor y sacrificio sacar puntos de su feudo. Pioli se encontraba también con la baja de Ibracadabra, injustamente expulsado ante el Parma hasta que se pruebe lo contrario, pues lo que ha quedado de los hechos es que Fabio Maresca tomó una decisión muy rigurosa contra el sueco.  


Yendo al partido, se ubicaba arriba en la posición de Ibra, siendo cubierto en sus espaldas por Çalhanoğlu y esta vez en sus costados los apoyaban Rebic y Saelemaekers, haciendo valer el 4-2-3-1 de Stefano con el doble pivote Kessié-Bennacer. El Diávolo como siempre empezaba impetuoso y encontraba las primeras ocasiones y su cercanía al área le daba un tiro libre que ‘turbo’ Theo estrellaba en la barrera, pero el rebote lo tomaba Kalulu para asistir a Rebic que fusilaba a Perin y 1-0 bien temprano en el minuto 13.


Imagen

Foto: @acmilan


La media cancha se soltaba un poco para ambos equipos y después del gol el Genoa no temía irse arriba obligando a Kjaer a lucirse en el área sacando balones. No obstante, era Perin quien sacaba una manopla ante Leão y evitaba el segundo del Milán. El partido se manejaba por causes impetuosos de ataques, lo que lo ponía más atractivo y otra vez –al igual en la ida- Mattia Destro intentaba ser protagonista y disparaba casi sin ángulo encontrando la respuesta de Gigio.  


El Diávolo seguía dominando la posesión y buscando saltar la línea de 3 de Ballardini formada hoy por Badelj, Strootman y Zajc, pero fue al final Mattia Destro quien encontró el empate. La ley del ex llegaba nuevamente para el nacido en Ascoli a los 37, cuando dejaba mal parado a Tomori en la marca y cabeceaba un córner ejecutado por Miha Zajc al fondo de las redes. Y al descanso nos íbamos con empate y también con la sensación de que llegarían más goles en la segunda mitad.


Imagen

Foto: @acmilan


Los técnicos contentos con el funcionamiento de sus escuadras no realizaban modificaciones y el Milán comenzaba a la carga otra vez sobre Perin, pero Çalhanoğlu le pegaba desviado en la primera oportunidad. Ballardini incómodo con el crecimiento del Diávolo daba entrada al croata Pjaca y al italiano Biraschi, en busca de mejor circulación de balón. Sin embargo, era Kjaer quien se comía el gol cabeceando afuera una gran oportunidad y Pioli viendo que estaba otra vez cerca de la ventaja, buscó pólvora con la sustitución de Saelemaekers y en su lugar entraba Brahim. Pero finalmente el gran protagonista terminó siendo Scamacca pero no para el Grifo precisamente.


Tras el enésimo córner de Çalhanoğlu el joven italiano no pudo evitar el balón encima y la terminó introduciendo en su propia meta. Grave error del jugador en  dar la espalda al balón en vez de saltar y el Milán se encontraba con su premio, inesperado pero merecido por su dominio y oportunidades.  


Imagen

Foto: @acmilan


El desafío entraba en su recta final y Pioli daba entrada a Tonali por Bennacer, quien producto de una fuerte entrada en la primera parte había bajado su nivel. Ballardini por el otro lado sumaba más polvora en ataque con Shoudomorov y Pandev, quitando a Scamacca -¿castigo?-, la táctica estaba también justificada así que no sabremos.   


Victory

Foto: @SoyCalcio_


El Diávolo se llevó finalmente tres puntos de oro y sigue creyendo en el título, pero sobre todo en la segunda plaza la cual cada vez parece más segura. Excelente temporada para el Milán que sigue cumpliendo y creciendo, en aras de un regreso más grande en la próxima temporada. 


LA JORNADA

La Sampdoria remontó en casa ante el Hellas Verona para derrotarle 3 goles por 1 y ahora se encuentra más cerca de arrebatarle el noveno puesto en la tabla. Los de Ranieri supieron reponerse a la temprana ventaja del Mastini, que llegó a través de Lazovic desde un tiro libre que el serbio cobró magistralmente, para superar a Audero con un golazo y dar la ventaja a los suyos.


Imagen

Foto: @HellasVeronaFC


La Samp no desesperó y nada más regresar del descanso el checo Jakub Jankto aprovechaba el rebote de un disparo de Keita Baldé para fusilar a Silvestri con un bombazo a menos de 4 metros del arquero. Los Blucerchiati lograban la remontada a los 73 cuando Baldé era derribado en el área y Gabbiadini marcaba el 2-1 superando desde los doce pasos a Silvestri. Y la sentencia llegaba en el 82 cuando en una mala salida de Silvestri, Thorsby marcaba el 3-1 final que pone a la Sampdoria a solo dos puntos de su rival. Los de Ranieri pueden escalar en este fin de temporada todavía un poco más.


Udinese logró una dura y trabajada victoria en Crotone por dos a uno, en un desafío donde su capitán, Rodrigo de Paul, pasó de héroe a casi villano. Como siempre y a pesar de no tener chances de salvarse –objetivamente hablado-, Crotone no pierde su filosofía de ataque y aunque cualquier contrario sienta que son casi seguros los tres puntos ante este rival, no se va del ‘Stadio’ Ezio Scida sin sudar o pasar apuros.


Imagen

Foto: @Udinese_1896


Los Squali iniciaban impetuosos y Messias ponía una guinda de balón a la cabeza de Salvatore Molina, pero este cabeceaba a manos de Musso. Udinese a pesar de sufrir y tener pocas ocasiones, antes de irse al descanso aprovechó una gran internada de Nestorovski, cuyo disparo fue detenido por Cordaz, pero el rechace le quedó al macedonio para asistir a De Paul y este como todo un crack, hizo la pausa, acomodó y apuntó a las telarañas del ángulo, 1-0 para Udinese.  


Imagen

Foto: @Udinese_1896


El Crotone otra vez buscaba goles sin rendirse y ya en el segundo tiempo encontró su premio. Ounas recepcionaba magistralmente un balón largo, pero Nahuel Molina desviaba la trayectoria del balón con su mano, penalti clarísimo y Simy llegaba a 17 goles para empatar el partido y ponerse cuarto en la tabla de goleadores, sí, cuarto. Sin embargo, este Crotone está condenado y así lo ratificaba su defensa a los 74 minutos, cuando otra vez el Capi De Paul recibía de Pereira y bailaba fácilmente con todos en el área, a pesar de las facilidades no se le puede restar mérito al argentino, ¡golazo! y 2-1 final en el marcador pero no al desafío, porque el tiburón se fue arriba a por todas.


Imagen

Foto: @FcCrotoneOff


El omnipresente Simy definía ante la salida de Musso y la pelota iba directo al palo con tanta suerte para Udinese que Messias no encontró bien el rebote. Para colmo de males en un balón dividido entre Salvatore Molina y Rodrigo De Paul, el Capi mostraba la versión de villano y dejaba una pierna arriba sobre el pecho del italiano y veía la roja directa. Por suerte para su equipo esto ocurrió en el minuto 91 pero el gaucho se perderá el próximo partido.


La jornada número 31 en su horario dominical continúa y se nos viene uno de los partidazos de la fecha, la visita de la Juventus a Bérgamo para enfrentar a la complicadísima Atalanta. Al finalizar el partido estaremos con este y otros partidos.


¡A presto amici!