Dos nuevos reyes del voleibol europeo
Superfinales de Champions League de voleibol

Dos nuevos reyes del voleibol europeo

Carraro Imoco Conegliano se titula pen el torneo femenino y el Grupa Azoty Kedzierzyn-Kozle en el masculino. Cubano Luis Tomás Sosa Sierra no tuvo acciones ofensivas en la final
|

El 2021 ha sido atípico, y como el año, las ediciones masculina y femenina de la Champions League de voleibol rompieron el molde esta temporada. En las finales disputadas este sábado se coronaron dos equipos que no contaban con títulos europeos en sus vitrinas: el Carraro Imoco Conegliano por las damas y el Grupa Azoty Kedzierzyn-Kozle entre los hombres.


Chamions volley

Foto: @volleypronews






La jornada comenzó en el AGSM Forum Verona con el título del club Carraro Imoco Conegliano en la competencia femenina. En un partido que se extendió cinco sets (22-25, 25-22, 23-25, 25-23 y 15-12), las italianas se impusieron ante el VakifBank Istambul de Turquía, cuatro veces campeón del torneo continental.


Imagen

Foto: @ImocoVolley


En casi dos horas de partido las del Imoco tuvieron que venir de abajo y ganar los dos últimos sets para obtener por primera vez el título europeo en su historia. En el tie-break, no fue diferente el esfuerzo, pues para vencer debieron superar un déficit de cuatro puntos.


En el equipo dirigido por Daniele Santarelli fue sin dudas la opuesta italiana Paola Egonu la más destacada del encuentro al anotar la sorprendente cifra de 41 puntos, con un ace y un bloqueo. En frente tuvo también una gran rival como la joven sueca Isabelle Haak, quien marcó 33 unidades, una de ellas por acción en el saque y otra por bloqueo.


Este es por fin el primer gran título del club italiano que en las más recientes versiones del torneo ya había mostrado su capacidad con dos medallas de plata (2019 y 2017) y una de bronce (2018). Con este resultado son en la actualidad campeonas del mundo, de Europa e Italia a la vez, a lo que se suman los trofeos de la Copa u Supercopa de su país. Simplemente espectacular.


La fecha cerró con un partido un poco más sencillo que el de las féminas. En alrededor de una hora y 20 minutos, el club polaco Grupa Azoty Kedzierzyn-Kozle venció al Itas Trentino italiano, tres sets por uno (25-22, 25-22, 20-25 y 28-26) para levantar su primer trofeo de Champions.


Man champions

Foto: @ZAKSAofficial


Los polacos lograron cerrar el partido en un estupendo cuarto set en el que los de Trento intentaron forzar hasta el final un tie-break y no existieron ventajas de más de dos puntos. Grupa Azoty Kedzierzyn-Kozle estuvo cuatro veces en frente para cerrar el encuentro y a pesar de la resistencia rival, lo lograron a través de un ataque de Lukasz Kaczmarek.


Por los vencedores fue Aleksander Sliwka el máximo anotador con 18 unidades, de ellas dos bloqueos. Mientras, por el Trentino fue el fuera de serie Abdel-Aziz Nimir quien anotó la mayor cantidad de puntos con 21, de ellos un ace y tres bloqueos. En el club italiano, el cubano Luis Tomás Sosa Sierra tuvo acción durante el tercer set, pero no completó acciones ofensivas.


Imagen

Foto: @trentinovolley


Este es sin dudas un excelente resultado para un club polaco que nunca había llegado a una final de Champions y cuyo mejor resultado es una medalla de bronce que data de 2003. A esta final contra un rival tres veces campeón de Europa trajeron la misma garra que demostraron en fases anteriores de la competencia, donde para avanzar debieron disputar en dos ocasiones un set de oro frente a fuertes clubes como el Lube Civitanova y el Zenit Kazán.