Hasta el final, es candidato el Real

Hasta el final, es candidato el Real

|

@rmcsite

Modric celebrando su gol en Los Cármenes @rmcsite


Jornada 36 en la que, después de jugar el Barça y no pasar del empate, y tras el Atlético de Madrid y conseguir su victoria, era el turno del Real Madrid en la pelea por una liga que no está dejando indiferente a nadie y que los médicos recomiendan seguirla con desfibriladores.


En este Granada-Real Madrid se encontraba uno de los posibles desenlaces para el final del campeonato liguero. El conjunto blanco necesitaba ganar para que el cuento no se acabase. De lo contrario, casi game over. El Granada quería ser el verdugo y ponerse el apodo de “matagigantes” –pregúntenle al Barça si no-. Además los andaluces tienen un objetivo claro: Europa.


Con Marcelo fuera de la convocatoria y sin haber viajado –parece que puede haber lío entre técnico y jugador-, la cantera de Zidane daba un paso al frente en Los Cármenes. Los blancos jugaron una primera mitad plácida y sin sobresaltos en la que Modric y Rodrygo pusieron los goles y, los dos carrileros canteranos, las asistencias. Miguel Gutierrez y Marvin, acuérdense de estos dos nombres. El Granada muy flojo, apenas creó peligro.


Tras pasar por vestuarios, el conjunto de Zidane quiso atar la victoria para evitar sustos como el que le sucedió al Barça en esta misma jornada. Parecía que el 2-0 no era suficiente por lo que Odriozola y después Benzema subieron dos tantos más al marcador. Antes, Jorge Molina puso el gol nazarí que por momentos hizo apretar los dientes a los de Diego Martínez. Se impuso el Madrid 4-1. El cuadro andaluz no pudo cumplir su objetivo ante un buen partido de canteranos y Benzemases. El equipo blanco sigue vivo.