Hay 9 inmortales más en el Salón de la Fama del Básquetbol

Hay 9 inmortales más en el Salón de la Fama del Básquetbol

Garnett y Duncan encabezan la Clase 2020; Vanessa Bryant ofreció un discurso emotivo sobre Kobe Bryant
|

La noche de hoy le perteneció a la esposa viuda de Kobe, Vanessa Bryant. Primero caminó al escenario de la mano de Michael Jordan, quien rindió el homenaje de presentar al ahora ya leyenda #8 y #24 de Los Angeles Lakers.


Hof2020 z10pt67d1fo513n434oh5eiot


Los gritos de “¡Kobe, Kobe, Kobe!” resonaron por todo el auditorio. Fue un momento realmente emocionante. Quizá, si Bryant no hubiera fallecido trágicamente en un accidente de helicóptero en enero de 2020, la emoción no se hubiera desbordado de tal forma, porque los demás integrantes de esta generación es una de las más destacadas de todos los tiempos.


Si bien Kobe tuvo toda una carrera en los reflectores de uno de los equipos más ganadores de todos los tiempos como los Lakers, viviendo en la farándula de la ciudad de Los Angeles y obteniendo campeonatos, y acabando su vida de una forma tan dolorosa para todo el mundo de la NBA, los otros miembros tienen méritos semejantes o superiores a los de Bryant.


Tim Duncan y Kevin Garnett fueron contemporáneos de Bryant y a partir de hoy también están en el Salón de la Fama Naismith Memorial de Básquetbol.



La noche de hoy ha sido la ceremonia de entronización más esperada ya que se pospuso un año por la pandemia Covid-19 en 2020.


Kim Mulkey, entrenadora tres veces campeones de la NCAA, Rudy Tomjanovich, coach dos veces campeón de la NBA con Houston Rockets, Tamika Catchings, cuatro veces medallista olímpica de oro, Eddie Sutton, tres veces entrenador en el Final Four colegial, Barbara Stevens, ganadora de 1,000 partidos, y Patrick Baumann, eterno secretario general de la FIBA (Federación Internacional de Básquetbol).


“Te aprecio”, Garnett le dijo a Duncan desde el escenario “Es un honor entrar al Salón de la Fama contigo, bro. Tú y Kob”.



Duncan se mantuvo fiel a su forma de ser: modesto y humilde, en un día donde el coach de San Antonio Spurs, Gregg Popovich, prefirió asistir a la ceremonia de inducción de Duncan que dirigir el partido correspondiente a su equipo.


“Esto es lo más nervioso que he estado en mi vida”, comentó Duncan cuando comenzó su discurso. “He estado en Finales, Juegos 7, oficialmente éste es el que más nervioso he estado en mi vida. He estado calmándome en mi cuarto todo el día, así que veamos lo que pasa”.


Como era su costumbre, respondió bajo presión.



Y el resto de los discursos, fueron igual de espectaculares.


El Salón de la Fama tiene un límite de 10 minutos para los discursos. Catchings fue paciente y rebasó varios minutos en un momento emotivo que representó sus varios retos.



“El básquetbol me eligió, una extraña, muchacha introvertido, que nació con una discapacidad auditiva, impedimento para hablar y una voluntad para levantarse a todos los obstáculos, soñar a lo grande y cambiar el mundo”, dijo Catchings.


Mulkey habló de sus orígenes, surgiendo de un pequeño pueblo de Louisiana y llegar al Salón de la Fama, totalmente maravillada que fuera presentada por Jordan, quien tuvo el mismo rol para presentar a Bryant.


“Michael, me siento increíblemente honrada”, le dijo Mulkey. “Creo que la última vez que estuvimos así de cerca estábamos saliendo de los Olímpicos del 84 y éramos mucho más jóvenes y probablemente mucho más delgados. Gracias desde el fondo de mi corazón”.


Todos los logros de la Clase 2020 son sobresalientes.


Entre Bryant, Garnett, Duncan y Catchings tienen 58 apariciones combinadas en el Juego de Estrellas. Mulkey, Tomjanovich, Sutton y Stevens tienen más de 3,000 victorias como entrenadores. Baumann es ampliamente reconocido por sus esfuerzos en llevar el básquetbol 3x3 al programa olímpico.


“Mi vida resultó mucho mejor que mis sueños”, comentó con voz entrecortada Rudy T.



Campeonatos de la NBA, de la WNBA, Nacionales, Medallas de oro olímpicas, premios MVP, esta clase tiene de todo.


“Somos Hall of Famers, muchachos”, gritó Mulkey. “SOMOS HALL OF FAMERS”.



Claro que fue un festejo, una celebración, pero también fue una conmemoración de las personas que nos dejaron desde la última ceremonia en 2019. Ne-Yo, tres veces ganador del Grammy, interpretó “Increíble” en sus recuerdos, con un video que incluía un mensaje del exComisionado de la NBA, David Stern, quien falleció el 1 de diciembre de 2020, y de Kobe, quien murió el 26 de enero de 2020 junto con su hija Gianna y otras siete personas involucradas con el deporte y amistades de Bryant, y el piloto del helicóptero.


“Siempre he dicho que quería ser recordado como un jugador que no desperdició un momento, no desperdició un día y vivió cada día como si fuera el jugador #12 en la banca”, comenta Bryant en el video.


Sutton y Baumann también fueron entronizados y homenajeados de forma póstuma. El hijo de Sutton, Sean grabó un mensaje a nombre de su padre y el hijo de Baumann, Paul y su hija Bianca, hicieron lo propio.


“Muchas gracias por este honor y por la oportunidad de seguir aumentando el legado”, argumentó Bianca Baumann.



Garnett habló del legado, el que tuvo en Minnesota y el que todavía quiere tener. Cuando dejó a los Timberwolves en 2007, comenzaron una intensa reconstrucción. Ahora, con Minneapolis recuperándose de la muerte de George Floyd en 2020, KG quiere ser parte de otra reconstrucción.


“Mi único arrepentimiento con Minnesota es que no pude darles un campeonato”, comentó Garnett. “Pero como dije, estoy viendo como reconstruir Minneapolis”.


Stevens, quien pasó la mayor parte de su carrera en Bentley University de la División II, fue presentada por las miembros del Salón de la Fama, Geno Auriemma y Muffet McGraw, sus eternos rivales de muchas batallas de Connecticut contra Notre Dame.


“¿Están bien muchachos ahí?”, preguntó y sonrió Stevens.



“A mis exjugadores, varios aquí presentes: Simplemente, ustedes son la razón por la que estoy aquí de pie esta noche”, agregó Stevens. “El honor más grande para mi es que sea llamada su coach”.


Nuevamente, Vanessa hablando por Kobe Bryant fue de lo más destacado y emocional de la noche.



“Estoy segura que está sonriendo en el cielo, porque estoy a punto de hacerle un reconocimiento en público”, dijo Vanessa Bryant.


Y vaya que lo hizo, utilizando su vestido morado para igualar el tradicional color púrpura Laker, selló la noche al dar el discurso que su esposo no pudo pronunciar.


“Nunca habrá nadie como Kobe”, agregó Vanessa. “Kobe era único en su tipo. Era especial. Era humilde (fuera de la duela) pero más grande que la vida misma”.


La generación 2021 será entronizada al Salón de la Fama el 11 de septiembre en Springfield, Massachusetts.

Los finalistas son Rick Adelman, Chris Bosh, Paul Pierce, Ben Wallace, Chris Webber y Jay Wright. Bill Russell también es finalist, esta vez como entrenador, 46 años después de que fue elegido como jugador.