Curling: España, sin billete olímpico y descendida al Mundial B en Aberdeen

Curling: España, sin billete olímpico y descendida al Mundial B en Aberdeen

​Mikel Unanue y Oihane Otaegi se fueron sin victoria alguna y en última posición del grupo A del Mundial de Dobles Mixto de la localidad escocesa. El Preolímpico de finales de año y el billete para Pekín 2022, próximo objetivo.
|

E1mzsyJWUAkfuu1


España se quedó helada. Mikel Unanue y Oihane Otaegi, la pareja vasca encargada de representar a la delegación nacional en el Mundial de Dobles Mixto de Curling de Aberdeen (Escocia), y que acudía plena de ambición, se fue de vacío. Sin triunfos, sin billete olímpico a los próximos Juegos de Invierno de Pekín 2022...y con un último puesto que condena al descenso a la categoría B para la cita mundialista del próximo año. De la expectativa, difuminada por la cruel realidad, a la frustración total.


El binomio deportivo vasco acudía boyante al debut ante Canadá, tras revalidar su trono de España de Dobles Mixtos y subiéndose al podio con bronce en la HERACLES Mixed Doubles Slovakia Cup el pasado mes de noviembre, pero se fue desinflando. Primero la selección subcampeona del mundo acabó imponiéndose, con dificultades, ante la pujanza de Unanue y Otaegi. Más daño hizo el duelo ante Italia que abría la segunda jornada, en el que otra vez se le escurrió el triunfo, y gran parte de la confianza, como evidenció la abultada (1-9) derrota ante Escocia.


E18Gh7bWEAM9gq4


Aún rumiando los motivos de lo esquivo de la fortuna en esa triple derrota inicial, pagó el peaje ante Corea del Sur y Alemania con otros derrotas que le hundían en el último puesto del grupo A y cercenando casi cualquier opción de superar el round robin, cuyos tres primeros puestos eran vía directa a la fase final por el título. La bola ya era demasiado grande, así que esas secuelas le arrastraron a otras dos derrotas ante la República Checa y Rusia en la penúltima jornada y a otras dos, ante Hungría y Australia, en la jornada final que no solo impidieron estrenar el casillero de victorias españolas, si no que le condenó, con dolorosas consecuencias, al último puesto del grupo que le manda a la categoría B del próximo Mundial.


Pero España, que tiene una segunda oportunidad, podrá lamerse las heridas. Sin tiempo para lamentos, Unanue y Otaegi ya preparan con el mismo ímpetu y dedicación el próximo objetivo: obtener uno de los últimos dos billetes a Pekín '22 en el Preolímpico que tendrá lugar a finales de este año. Un billete, de conseguirlo, con tintes históricos para este deporte, ya que nunca antes, en cualquiera que sea la modalidad, ha conseguido competir en unas Olimpiadas.