Federico Vieyra: "No le cierro la puerta a la selección"

Federico Vieyra: "No le cierro la puerta a la selección"

|

Federico Vieyra Sassari

Federico Vieyra, lateral derecho de Raimond Sassari, disfruta su presente en el handball italiano, después de permanecer varios años en Liga Asobal. Con 32 años, analiza su temporada en Serie A Beretta (finalizó escolta del campeón Conversano), el cambio en el juego de España a Italia, su vida diaria en la península itálica, Los Gladiadores y su futuro después de finalizar su carrera profesional, en entrevista con SPORTHD.


¿Porqué el cambio de Liga Asobal a Italia? ¿Cuáles fueron los motivos por los cuales decidiste cambiar de aire?

“Siempre seguía la liga italiana, jugaban mis dos hermanos, muchos amigos jugaban en Italia. Siempre que he venido de visita la verdad que me gustaba cómo era la gente italiana y me sentía muy cómodo en el país. Hace muchísimos años dije que tenía ganas de vivir una experiencia en el handball italiano y no se daba el momento justo. El año pasado cuando me contactaron la verdad es que estaba con ganas de cambiar un poco de aire, me tentaba un poco el proyecto, el lugar donde quedaba Sassari y todo eso se congenió para que tomara la decisión de cambiar España por Italia. Es un poco eso, unas ganas de vivir una experiencia distinta y diferente en un país que me atrae mucho”.


¿Te acostumbraste al cambio de handball de un país al otro? ¿Qué diferencias encontrás entre España e Italia en cuanto al juego?

“Ahora te puedo decir que estoy bastante acostumbrado. Los primeros meses, obviamente, fueron un poco más difíciles, porque yo pasaba de España, que conocía todo, ya sabía las canchas donde jugaba. Al ser un país nuevo, te encontrás con equipos y jugadores diferentes que hacen que uno tenga que empezar a conocer, buscar cuál es su lugar, encontrarle la vuelta cómo uno debe jugar.

En cuanto al juego, es diferente al español en cuanto a lo técnico-táctico. En España se hace muchísimo hincapié en lo técnico-táctico, a dónde atacar, qué hacer, etc. Acá hay un juego un poquito más libre, no tan estructurado, eso hace que haya que acostumbrarse y que haya que jugar de otra manera.

La verdad es que me llevé una grata sorpresa de los jugadores que hay en Italia. Me parece que hay buen nivel y tiene muchísimo potencial el handball italiano para crecer y progresar si se hacen las cosas bien y si hay un proyecto a largo plazo”.


¿Cómo es un día de tu vida en Italia?

“Me levanto relativamente temprano, 7.30, 8, porque hay que llevar a mi hijo más grande a la escuela que entra 8.30. Después de ahí, los días que entrenamos a la mañana en el gimnasio, hago la sesión de pesas. Vuelvo a casa, intento comer relativamente temprano (12.30, 13), voy a buscar a mi hijo al colegio a las 14.30. Regreso, estoy un rato acá descansando, me duermo una siesta y después salgo para el club que tenemos el segundo turno de entrenamiento, que es de una hora y media, dos. Vuelvo a casa, por ahí vamos al supermercado o lo que sea, después se cena y al otro día temprano. La verdad que muy tranquilo, por ahí los días que más actividad hacemos son los fines de semana. Si hay buen clima, intentamos ir a las playas, conocer diferentes playas y lugares de la isla. La isla de Cerdeña tiene muchas cosas para conocer y aventurar. Nos juntamos con los otros chicos argentinos que hay en el equipo como Alexis Marzocchini y Esteban Taurián, mismo tenemos muy buena relación con dos chicos de Córdoba del otro equipo de la ciudad que está en segunda división. Cada tanto hacemos algún asado, comida, como para no perder esas costumbres argentinas y hablar totalmente en español”.


¿Qué te gusta específicamente del país?

“La calidad de vida de la gente, el trato que hay, de hacer muchos amigos, actividades, el ir a tomar el café o la merienda o hacer comidas, la verdad que es muy parecido al español y al argentino. Me parece un país sumamente fascinante y turístico, conocer muchísimas cosas, historia, que hacen que la vida sea muy interesante y muy aventurera a veces”.


¿Es un ciclo cerrado Los Gladiadores o todavía tenés ilusiones de seguir vistiendo la camiseta argentina?

“La verdad que no lo sé. Creo que para este final de ciclo olímpico muy difícil de que pueda estar. Soy plenamente consciente que hay jugadores muy buenos que están en excelente nivel y que hoy están por delante de mí. En un futuro no lo sé, si hay algún torneo más o no, a mí me gustaría por lo menos tener alguna posibilidad u oportunidad más, pero hoy no cierro la puerta a la selección. Si hay un llamado, obviamente iré y vestiré la camiseta como hice todos los años que estuve en Argentina. De mi parte no hay un ciclo cerrado, sí entiendo que por ahí en estos últimos años y después de la operación, la verdad que no tuve llamados ni tampoco participé en entrenamientos, ni nada. Veremos más adelante qué es lo que pasa. Al día de hoy, sé que estoy un poco más relegado a los compañeros que están jugando ahora, que hicieron un excelente Mundial y se están preparando a full para los juegos olímpicos”.


¿Dónde imaginás cerrando tu carrera a futuro?

“Mi carrera en un futuro me imagino, siempre pensé y tengo un poco planificado para terminar jugando en Argentina, en el Club Vilo, donde hice toda mi formación y jugué mis años en Argentina. Es el club donde me gustaría terminar jugando y ojalá pudiéramos conseguir algún logro o alguna cosa positiva para el club. Me imagino terminando en Vilo con los amigos y gente conocida que quiero mucho”.


¿Qué te gustaría hacer después de jugar profesionalmente? ¿Querrías seguir vinculado al handball desde otro rol?

“Sí, la verdad que me gustaría. Llevo desde los siete años vinculado al handball, me gustaría cuando deje de jugar, por ahí, tener otra función, de entrenador en Argentina, no un entrenador súper profesional o estar en la parte dirigencial. De algún puesto encontrar algo como para ayudar a que el handball siga creciendo, la selección siga creciendo y trabajar para que algún día el handball sea una liga, no te digo profesional, ojalá podamos llegar a eso, pero por lo menos encauzarla en una liga semi profesional y que el nivel de la liga cada día sea mejor”.



Foto gentileza Claudio Atzori.