Eurocopa 2020: Italia sigue imbatible y sin recibir goles

Eurocopa 2020: Italia sigue imbatible y sin recibir goles

La selección de Italia superó (1-0) a la de Gales este domingo en la última jornada del Grupo A, el cual se quedó para avanzar a octavos de final como primera, gracias al solitario tanto de Pessina ante un rival relajado, viéndose también en los cruces como segunda.
|

El Grupo A servía los dos partidos simultáneamente entre Italia - Gales, y Suiza Turquía. Ya huelen los octavos y estamos a las puertas de sus clasificaciones en todos los grupos. La Selección Italiana era la primera de este que certificó su pase en el anterior partido ganando a Suiza por 3-0. El estadio Olímpico de Roma puso el tapete para desplegar el fútbol italogalés.


Matteo Pessinav

Foto: Europa Press


Mancini y los suyos, tras vencer a Suiza y Turquía, tenían como objetivo ser líderes de la clasificación después de asegurarse el pase a la siguiente ronda. Por el contrario, la Gales de Gareth Bale aspiraba a lo mismo que los italianos -clasificarse- y por eso tenían puesto un ojo en el otro partido entre suizos y turcos.


La Selección Galesa se impuso en el choque anterior a Turquía en un buen partido de su capitán madridista.

El balón rodó sobre el verde con un dominio absoluto de Italia en la primera mitad y, tanto fue el cántaro a la fuente, que los azulones encontraron premio en los pies de Pessina al saque de una falta. 


Pessina

Foto: @Vivo_Azzurro


Lo siguió intentando la Azurra para poner margen de sobra e irse al descanso con tranquilidad, pero Gales se defendió con uñas y dientes. Los británicos debían cortar la hemorragia para tener opciones en la segunda mitad.


Los segundos cuarenta y cinco minutos sirvieron para demostrar que el nivel de la Selección Italiana está por encima del resto y por eso son una firme candidata para levantar el trofeo. Gales no encontró espacios y tuvo que estar más pendiente de defender ante el asedio del rival. Mancini lleva a su combinado directo a por el título. Todo se resolvió con una Italia primera de grupo y los de Bale en segundo lugar del Grupo A.