The Open: Collin Morikawa ganó la Jarra de Clarete y asoma con todo en el golf mundial

The Open: Collin Morikawa ganó la Jarra de Clarete y asoma con todo en el golf mundial

|

CMorikawa  Keyur Khamar

Collin Morikawa demostró con su victoria en el The Open, que llegó para pelear los primeros puestos del golf mundial. (Foto: PGA Tour/Keyur Khamar)


"Cuando haces historia -dijo el estadounidense Collin Morikawa con la Jarra de Clarete en las manos- es difícil de entender, realmente es difícil asimilarlo. A los 24 años es difícil de recordar los dos cortos años que he sido un profesional. Mira lo que he hecho porque quiero más".


Con apenas 24 años y sólo dos como profesional, el estadounidense atesoró la jarra de clarete, la lanzó al aire y luego le dio un beso. Una tarjeta de 66 golpes el domingo le permitió cerrar un gran torneo en el campo de Royal St. George's, con un total de 265 golpes (67, 64, 68, 66), para convertirse en el primer jugador en capturar dos majors diferentes en el primer intento.


Detrás se escalonaron el estadounidense Jordan Spieth, que también cerró el domingo con 66 y quedó con 267 a dos golpes del campeón. Dos más atrás, con 269, quedó el español Jon Ram, que subió tres puestos en la última arremetida; y en cuarto lugar el sudafricano Louis Oosthuizen, que perdió terreno el domingo con una ronda de 71 y tras liderar el torneo en rondas previas, igualó posiciones con Rahm.


En cuanto a los latinoamericanos, el argentino Emiliano Grillo terminó en buena posición, 12° con 274 golpes, tras un buen domingo con 68, y muy atrás quedaron el chileno Joaquín Niemann (69, 70, 73, 70) y el mejicano Abraham Ancer (69, 71, 71, 71), ambos 59° con 282 totales.


"Morikawa está a medio camino del Grand Slam de su carrera después de ocho aperturas y es el primer jugador desde Bobby Jones en 1926 en ganar dos majors en tan pocas apariciones. Sigue a Gene Sarazen, Jones, Jack Nicklaus, Seve Ballesteros, Tiger Woods, Rory McIlroy y Spieth en ganar múltiples majors antes de cumplir 25 años. Su total de 15 bajo par para 265 fue un récord de 72 hoyos en 15 abiertos en Royal St. George's", explicó Associated Press en el sitio del PGA Tour.


Para Oosthuizen, subcampeón este año en el PGA Championship y el US Open, dos de sus seis segundos puestos en las Majors, fue una gran frustración. Pero es un Major, y así como eleva al campeón, castiga al que deja pasar sus chances.