Clara Azurmendi y el suplir a Carolina Marín: "No tengo presión por estar aquí"

Clara Azurmendi y el suplir a Carolina Marín: "No tengo presión por estar aquí"

|

Equipo español de bádminton para los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, con los jugadores Clara Azurmendi y Pablo Abián en el centro, escudados por los entrenadores

Pablo Abián: "Voy a dar lo mejor e intentar que España esté lo más alto posible"

La jugadora española de bádminton Clara Azurmendi ha asegurado que está "muy ilusionada" por debutar en unos Juegos Olímpicos y ha negado tener una presión añadida por el hecho de ser la representante española en lugar de la lesionada y campeona olímpica Carolina Marín.

"Me estreno en unos Juegos y lo hago súper ilusionada, con muchas ganas de que llegue el sábado. Y lo de Carolina, cada jugadora es cada jugadora y no tengo ningún tipo de presión por estar aquí. Voy a disfrutar este torneo como uno más y a dar lo mejor de mí", aseguró en rueda de prensa.

La donostiarra, de 23 años, ya fue bronce en los Juegos Europeos de Bakú 2015 y ahora afronta su gran cita y su gran reto. "Mi objetivo es ir partido a partido. Son dos partidos en el grupo bastante complicados pero hay que lucharlos y dar lo mejor, y que sea lo que tenga que ser", apuntó.

Y lo hará disfrutando de los Juegos pese a la ausencia de público y las restricciones por la pandemia. "Estos son los mejores, ya que vivir los Juegos desde dentro es mejor que hacerlo desde casa. Voy por la Villa y estoy flipando todo el día, por conocer referentes, ídolos, es una pasada. Voy feliz por la Villa", reconoció.

Pero confía en controlar todas esas emociones, incluidas las del debut olímpico y hacerlo sin sus allegados al lado. "Me van a venir muchas emociones a la cabeza, pero espero que no me pasen factura y tener esas emociones controladas. La familia no puede estar aquí por la pandemia, pero lo mejor que puedo hacer por ellos es jugar al máximo y luchar por la victoria", reiteró.

Por su parte, el representante español en el torneo masculino será el veterano Pablo Abián, quien a diferencia de la debutante Azurmendi afronta sus cuartos Juegos Olímpicos. "Estos Juegos son especiales por toda la situación que los rodean, y llegan a los cinco años. Tras un año y medio de pandemia de situaciones muy difíciles", comentó.

"Pero estamos aquí, voy a dar lo mejor de mí e intentar que España esté lo más alto posible. Lo más importante es ir partido a partido, comenzar con victoria y llegar al segundo partido contra el actual campeón olímpico y doble campeón del mundo con opciones de plantar cara y hacer un buen partido. Ese sería mi objetivo principal", comentó Abián.

De momento, ambos comparten entrenamientos y tiempo de ocio. "Clara es una compañera muy buena, el ambiente es perfecto y nos estamos ayudando en todo, en la Villa y en los entrenamientos. Y es importante", reconoció el jugador aragonés, de 36 años.

"Tengo muchísimas ganas de debutar. Cada día que pasa el corazón late más fuerte y eso es bueno, es que estás centrado. Lo importante está más cerca y tengo muchas ganas de que llegue el estreno", reiteró.