(Previa) España acude con 321 soñadores a brillar en los especiales y complejos Juegos de Tokio

(Previa) España acude con 321 soñadores a brillar en los especiales y complejos Juegos de Tokio

|

La expedición olímpica española antes de partir hacia Tokio para disputar los Juegos Olímpicos

La delegación nacional se presenta con un equipo ambicioso y dispuesto a mejorar los resultados de Rio 2016

Los Juegos Olímpicos de Verano, el gran evento deportivo mundial, inaugurarán este viernes en Tokio su XXXII edición, un año después de lo previsto y en medio de exigentes medidas sanitarias por la pandemia de coronavirus que no quieren que sean un obstáculo para la delegación de 321 deportistas que lleva España en busca de mejorar su última actuación.

Aunque ya hay deportes que han empezado como el softbol o el fútbol, será este viernes, a partir de las 13.00, hora peninsular española, cuando dé inicio la Ceremonia de Inauguración en el Estadio Olímpico de la capital japonesa y se proceda a la apertura oficial de una cita que sigue marcada por el coronavirus.

La aparición del virus a principios del año pasado provocó que finalmente el Comité Organizador de Tokyo 2020 tuviese que retrasar a este 2021 unos Juegos en los que lleva trabajando desde 2013 y que están suponiendo un auténtico reto deportivo y de seguridad sanitaria.

Japón está siendo extremadamente cuidadoso en sus medidas para evitar que la COVID entre en el país y provoque nuevos contagios entre una población que ha pasado del entusiasmo por acoger por segunda vez en su historia el evento a un amplio rechazo por el miedo.

Un nuevo Estado de Emergencia a dos semanas de su inicio provocó que se vayan a celebrar finalmente sin la presencia de público, un plus menos para unos deportistas de más de 200 países que ya están acostumbrados a esa forma de competir, pero que tratarán de enviar un mensaje de fortaleza a aquellos que les estén viendo. Además, en los últimos días han empezado a aparecer casos positivos que han hecho saltar de nuevo las alarmas, aunque desde el COI ya han dejado claro que no hay marcha atrás.

Y un positivo, el de la 'skater' neerlandesa Candy Jacobs, ha provocado la entrada a última hora de Andrea Benítez para convertirse en la deportista 321 de una delegación española, liderada en el Estadio Olímpico por sus dos abanderados, el palista Saúl Craviotto y la nadadora Mireia Belmonte, ambos cuádruple medallistas y que esperan aumentar su medallero para alcanzar, o superar, a David Cal, el más laureado con cinco preseas.

España acude con un equipo con aspiraciones a brillar e intentar volver a pelear por superar la veintena de medallas, algo que sólo ha sucedido en Barcelona'92 (22), con 20 en Atenas 2004 como segundo mejores resultado, un objetivo tan difícil como incógnita por como ha sido la preparación para todos los participantes. Hace cinco años, en Río de Janeiro, firmó 17 metales, siete oros, cuatro platas y seis bronces.

La expedición española estará compuesta por 184 hombres y 137 mujeres que participarán en 29 de los deportes del programa olímpico. Sólo faltará representación en la gimnasia rítmica, donde en 2016 el equipo fue plata, la gimnasia acrobática, el baloncesto 3x3, el surf, el rugby, el béisbol, el softbol, el BMX y la lucha.

HISTÓRICOS BRAGADO Y PORTELA
Además, acudirá sin algunos de sus grandes referentes como Carolina Marín, al que una grave lesión de rodilla le apartó de la cita a mes y medio y que no podrá revalidar su histórico oro en bádminton, y Rafa Nadal, que descartó su presencia por necesitar descanso y que no podrá pelear por un tercer oro tras los de Pekín (individual) y Río de Janeiro (dobles con Marc López), pero sí mantiene otras figuras como Pau Gasol, Lydia Valentín, Orlando Ortega, Alejandro Valverde o Sandra Sánchez.

Mención especial merecen Jesús Ángel García Bragado y Teresa Portela, que harán historia para el deporte nacional en Tokio. El marchador madrileño, a sus 51 años, se convertirá en el atleta con más participaciones, ocho, y espera firmar una buena despedida en el adiós también de los 50 kms, mientras que la palista gallega, de 39 años, romperá el récord nacional de presencias olímpicas, con seis, aunque no ha descartado oficialmente seguir.

En el polo opuesto, Julia Benedetti, la benjamín con 16 años y que participará en el skate, uno de los deportes nuevos junto al surf y el karate y en el que la gallega, en cambio, será una de las veteranas. No en vano, la japonesa Kokona Hiraki competirá con solo 12.

De todos modos, España se presenta en la capital japonesa con buenas expectativas de pelear por un buen número de medallas, sobre todo por equipos. Clasificó a nueve, con doblete en baloncesto, donde ambos combinados subieron al podio en 2016, balonmano, waterpolo y hockey sobre hierba, más el retorno del fútbol, y casi todos ellos pueden ser aspirantes a llegar lejos.

Además, hay deportes como la vela o el piragüismo, los dos de mayor palmarés olímpico con 19 y 16 medallas respectivamente, que tienen delegaciones potentes, mientras que a nivel individual, además de las ya mencionadas, hay figuras relevantes como el golfista Jon Rahm, el judoca Nikoloz Sherazadishvili, los triatletas Javier Gómez Noya y Mario Mola, el gimnasta Ray Zapata, el atleta Mohamed Katir, la tenista Garbiñe Muguruza o la tiradora Fátima Gálvez que también pueden ser candidatas a aportar al medallero.