Los purificadores de SPC emplean luz ultravioleta o un ionizador para limpiar el aire en estancias de todos los tamaños

Los purificadores de SPC emplean luz ultravioleta o un ionizador para limpiar el aire en estancias de todos los tamaños

|

Purificador de aire Espirare ION

MADRID, 15 (Portaltic/EP)
La compañía tecnológica española SPC ha presentado sus nuevos purificadores inteligentes Espirare Ion con ionizador y Espirare Max con luz ultravioleta, diseñados para mejorar la calidad del aire en estancias de cualquier tamaño.

Espirare Ion y Espirare Max incorporan filtro True HEPA 13, que elimina hasta el 99,95 por ciento de las partículas dañinas y el cien por ciento del humo del tabaco y los malores olores con el carbón acivado, y ofrecen cuatro fases de fases de purificación _prefiltro, filtro True HEPA 13, carbón activado y tecnologías adicionales, como ionizador o luz UV-C.

Los purificadores disponen de panel táctil y diferentes modos de uso, como el automático, que comprueba los niveles de la calidad del aire en tiempo real, ajustando automáticamente la potencia de filtración. Asimismo, están provistos de temporizador y de la función bloqueo para niños, en el caso de Espirare Max.

La compañía ha destacado en un comunicado que los dos dispositivos son "ultrasilenciosos", ya que se mantienen por debajo de 32 y 43 dB, y cuentan con una potencia de 48W y 35W, respectivamente.

Estos nuevos purificadores de aire se controlan desde el 'smartphone' o tableta y son compatibles con los principales asistentes de voz (Amazon Alexa y Google Home Assistant). También son capaces de conectarse con otros dispositivos de la línea Smart Home de SPC, lo que permite crear una rutina o escenario asociado a su uso: por ejemplo, que se activen durante las horas centrales del día o que se apaguen al decir "buenas noches".

Espirare Max (229,90 euros) cuenta con luz ultravioleta UV-C, que expone y purifica el ADN de organismos tales como virus, hongos o gérmenes para una limpieza completa. Está diseñado para estancias grandes (hasta 145m2), y ofrece una tasa de suministro de aire limpio (CADR) de 400m3/h.

Por su parte, Espirare Ion (109,90 euros) emplea en la última fase un ionizador, que genera un flujo de millones de iones negativos al ambiente que se unen a las partículas con carga positiva (como polvo, ácaros o gérmenes) presentes en el aire para precipitarlas al suelo. También acaba con la carga electrostática. Este purificador ofrece una tasa de suministro de aire limpio (CADR) de 90m3/h, y está diseñado para habitaciones de hasta 32 m2.