Día de la Madre: Mamás y atletas de alto rendimiento, un prejuicio derribado

Día de la Madre: Mamás y atletas de alto rendimiento, un prejuicio derribado

|

Biagioli shd

La cordobesa Cecilia Biagioli es una de las atletas argentinas que fueron mamá y se mantuvieron en la élite mundial del deporte.


Durante mucho tiempo se pensó que la maternidad era un boleto de salida del deporte de alto rendimiento. El argumento se basaba en la imposilidad de realizar grandes esfuerzos, para garantizar la integridad de la madre y del bebé en esta etapa.


Sin embargo, estudios científicos, como el de la Universidad de Gotemburgo (Suecia) en 2014 o de la Universidad de Granada (España), no solo se encargaron de derribar este mito, sino que demostraron innumerables beneficios en todas las fases de la gestación. 


Sin embargo estos estudios fueron confirmados por atletas de algo rendimiento que no sólo siguieron compitiendo tras dar a luz, sino que además tuvieron logros de alto calibre.

 

Por su parte, el Comité Olímpico Internacional reunió a un grupo de expertos en Lausanne (Suiza), con el objetivo de establecer la relación entre deporte de élite y embarazo. El informe, publicado en la Revista Británica del Deporte y la Medicina, concluyó que la actividad física de alto rendimiento no es perjudicial para las embarazadas.


Ejemplos de mamá campeonas


Hay muchos ejemplos de mujeres deportistas que siendo madres, tuvieron logros resonantes en el deporte mundial.


Una de ellas fue Serena Williams, quien fue madre de Alexis Olympia el 1 de septiembre de 2017, manteniendo su dominio en el tenis mundial. A su regreso no volvió al número uno, pero llegó a cuatro finales de Grand Slam en la búsqueda de ser la más ganadora de Majors de la historia.


Otras tenistas, la bielorrusa Viktoria Azarenka, la belga Kim Clijsters y la estadounidense Lindsay Davenport. Clijsters volvió a ser número uno del mundo en 2011; y Davenport dio a luz en junio 2007 y en septiembre ganó el torneo WTA de Bali.


Otro ejemplo es el de Maialen Chourraut, kayakista, quien fue madre en 2013 y oro olímpico en Río 2016. Un caso similar fue el de la española Marina Alabau, mamá en 2013 y en Río acarició el podio; o la atleta etíope Tirunesh Dibaba, quien fue madre en 2015 y bronce en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Otro ejemplo es el de Paula Radcliffe, mamá en enero de 2007 y oro en el Maratón de Nueva York en noviembre.


En los recientes Juegos Olímpicos de Tokio 2021, la remera argentina Milka Kraljev afrontó sus segundos Juegos siendo mamá, ya que su primera experiencia como madre y atleta olímpica había sido en Londres 2012. La arquera británica Naomi Folkard participó en Tokio siendo mamá de Emily, de cinco meses; y Kim Gaucher, basquetbolista, fue a Tokio junto a su hija y su marido, con la ilusión de mantener el sueño dorado vigente y poder seguir alimentando a su bebé en sus primeros meses de vida. 


En los Juegos Panamericanos de Lima 2019, varias atletas-mamás argentinas lograron medallas: Sabrina Ameghino, Milka Kraljev, María José Vargas, Cecilia Biagioli, Vanina Correa y varias Leonas, como Carla Rebecchi, Belén Succi y Giselle Kañevsky.


Ameghino fue medalla de oro en el K1-200 metros y la de bronce en el K4-500 en Lima; y Belén Succi es una reconocida Leona, que acaba de pelear por ser considerada la mejor arquera del mundo en hockey femenino y fue medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Tokio.


Otro ejemplo es el de la cordobesa Cecilia Biagioli, que con su hijo Joaquín logró en Tokio 2021 su mejor registro olímpico al quedar en el 12° lugar. La Leona Rebecchi dejó las Leonas en 2017, en 2018 fue mamá y volvió a dejar el seleccionado cuando tenía un lugar asegurado en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021.


Hay otros ejemplos, como la maratonista Daiana Ocampo; la atleta Florencia Borelli; o la Leona Rocío Sánchez Moccia. Como sea, todas han demostrado que ser mamá y deportista de alto rendimiento no son incompatibles, aunque para poder mantenerse en la élite mundial deban sacrificar horas de familia, para entrenar y fijarse objetivos altos.