El Etna, doble Blockhaus y Marmolada serán los colosos del Giro 2022

El Etna, doble Blockhaus y Marmolada serán los colosos del Giro 2022

|

Archivo - 05 October 2020, Italy, Etna: The peloton of cyclists ride along teh race's route during the third stage of the Giro d'Italia 2020 cycling race, 150 km from Enna to Etna. Photo: Fabio Ferrari/LaPresse via ZUMA Press/dpa

La 'Corsa Rosa' de 2002 tendrá seis etapas de alta montaña
El Giro de Italia ha desvelado este miércoles las seis etapas calificadas de alta montaña donde se decidirá buena parte de la clasificación y el portador de la 'maglia rosa', con colosos habituales como el Mortirolo, el Etna, el Blockhaus o el regreso de la Marmolada entre las cimas históricas y destacadas.

El 'rey de Sicilia', el volcán Etna, será final de una etapa con inicio en Avola y con 166 kilómetros que culminarán en casi 40 kilómetros de ascensión prolongada, con una aproximación inédita por Ragalna y tras pasar, como en el Giro 2011, por el clásico Nicolosi antes de los últimos 14 kilómetros hasta la cima volcánica.

Los Apeninos también tendrán mucho peso en este nuevo Giro, y la doble subida a Blockhaus --donde se consagró Eddy Merckx-- será una de las llegadas más duras. Desde Pretoro se llegará al Passo Lanciano y luego se subirá a la meta desde Roccamorice, como en 2017, con pendientes de dos dígitos en curvas cerradas y duras como pocas.

Italia es montañosa y en sus Alpes también habrá Giro el próximo año. En concreto, en la etapa entre Rivarolo Canavese y Cogne. Etapa en la que se subirá a Pila (Les Fleurs), que vuelve al Giro después de treinta años de ausencia, a Verrogne (ya subido en 2019) y la subida final a Cogne.

Pese a no tener un final en alto, la etapa entre Salò y Aprica será histórica. Y lo será por subir el Goletto di Cadino --ausente desde 1998 y feudo de Pantani--, el siempre exigente y necesario Passo del Mortirolo y una subida a Santa Cristina donde en el pasado se vio un duelo Pantani-Indurain que quedó para los anales de la historia.

La etapa entre Ponte di Legno y Lavarone puede ser atractiva por su recorrido atípico, dividida en dos partes montañosas y con una subida de inicio, nada más bajarse la bandera. Un largo descenso llevará al pelotón hasta el segundo tramo, con tres puertos y un final picando hacia arriba.

Se subirá en esta etapa el paso de Vetriolo por un lado que no se ve y la subida de Menador, con sus curvas cerradas y túneles típicos de las carreteras excavadas en la roca por motivos bélicos, así como el puerto de Monte Rovere previo a una llegada donde sólo llegarán en cabeza los más fuertes.

Y no podían faltar a la cita los Dolomitas, que tendrán una etapa para quitar el hipo entre Belluno y Marmolada, con 167 kilómetros y 4.500 metros de desnivel acumulado, que será además el último final en alto del Giro de Italia 2022.

Será un último tríptico de subidas con el Paso de San Pellegrino (pendientes de más del 15 por ciento después de Falcade), seguido del Paso Pordoi (Cima Coppi 2022, la cima más alta de todo el recorrido o 'percorso') y, finalmente, el Paso Fedaia con la famosa Malga Ciapela de frente en la Marmolada, ausente 14 años en el Giro y que siempre tiene pendientes de más del 10 por ciento y llega al 18 de máxima.