Las víctimas de los abusos de Larry Nassar llegan a un acuerdo millonario con la Federación de Gimnasia

Las víctimas de los abusos de Larry Nassar llegan a un acuerdo millonario con la Federación de Gimnasia

|

Un capítulo cerrado. Así ha considerado la ex gimnasta Rachael Denhollander el acuerdo de reparación de daños al que han llegado este lunes cientos de víctimas del médico Larry Nassar con la federación de Gimnasia de Estados Unidos. Más de 500 atletas, entre las que se encuentran medallistas como Simon Biles, McKayla Maroney y Alyn Raisman han conseguido una compensación de 380 millones de dólares en lo que ha sido el mayor escándalo de abuso sexual en el deporte estadounidense.


El monto, que llega después de un proceso judicial de cinco años, es el segundo más grande que se ha otorgado a las víctimas de estos abusos sexuales en Estados Unidos. La Universidad de Michigan, que empleaba a Nassar, llegó en 2018 a un arreglo por 500 millones de dólares con 332 de las denunciantes. La cifra de este lunes ha salido a la luz en el proceso que se sigue en el Estado de Indiana por la bancarrota de la Federación de gimnasia, una metáfora de lo que sucedió con el organismo desde los años 90 y a lo largo de cuatro Juegos Olímpicos. Un periodo en el que Nassar abusó de cientos de mujeres. Las denuncias, no obstante, fueron ignoradas por la cúpula del aparato de gimnasia. El escándalo estalló en septiembre de 2016 cuando la medallista Jamie Dantzscher acudió finalmente a los tribunales. A ella la siguieron en 2018 cientos de mujeres que solicitaron compensaciones, lo que quebrantó financieramente uno de los pilares del deporte local después de décadas de ignorar las quejas y abusos.


La suma será cubierta por la aseguradora TIG, aunque el pacto requiere aportar al Comité Olímpico 40 millones de dólares, seis de ellos en un préstamo a la Federación. Este es el primer gesto del comité, que durante los años pasados intentó desmarcarse del escándalo afirmando que Nassar nunca trabajó directamente para él.

Gimnasia