Santander será la sede de la XLVIII Copa de S. M. el Rey

Santander será la sede de la XLVIII Copa de S. M. el Rey

La capital cántabra toma el relevo de Antequera para organizar una fase final del torneo copero 20 años después
|


Coparey santander


Santander (Cantabria), 28 de marzo de 2022 (RFEBM).- La fase final de la XLVIII Copa de S. Mel Rey ya tiene sede: Santander. La capital cántabra coge el testigo de Antequera para organizar uno de los eventos cumbre del calendario del balonmano español. El anuncio se hizo oficial este domingo, tras la final que encumbró al Barça como campeón, con el tradicional intercambio de la bandera de la RFEBM entre los representantes de ambas ciudades. El presidente de la Real Federación Española de Balonmano, Francisco V. Blázquez, recibió la enseña federativa de Manuel Barón, alcalde de Antequera, para entregarla posteriormente a José Manuel Barquín, presidente de la Federación Cántabra de Balonmano, en un acto simbólico que cerró la final de la actual edición.


De esta manera, tanto Santander, que ya celebró la cita copera en dos ocasiones (1982 y 2003), como Cantabria mantienen su firme apuesta por el balonmano en los últimos tiempos. El éxito de los precedentes más inmediatos, como el encuentro del partido clasificatorio para el Europeo de 2022 que disputaron las Guerreras en el Palacio de los Deportes santanderino y la celebración de las Supercopas de España en Torrelavega, demuestran el compromiso de esta tierra con el balonmano, que en 2023 se amplía con la celebración de la fase final de la Copa de S. M. el Rey. 


El presidente de la RFEBM, Francisco V. Blázquez, destaca el idilio de la capital cántabra con el balonmano y confía en su capacidad organizativa: "Coge el testigo una gran ciudad, una de las cunas de nuestro balonmano, con un reto importantísimo. Santander, que hace poco vibró con las Guerreras, ahora tiene en el horizonte esta Copa de S. M. el Rey, con la ilusión de tener a los ocho mejores equipos de la competición en este torneo tan duro y emocionante, en el que cualquiera puede ser campeón. Santander se convertirá, sin duda, en el epicentro del balonmano nacional".