En la peor noche de Batman, apareció Robin y GSW está match point

En la peor noche de Batman, apareció Robin y GSW está match point

|

Con la misión de romper la racha de Boston de ganar el partido siguiente a una derrota, Golden State encaró el juego 5 como lo que era: la llave para ganar el campeonato. Lo sufrió, lo trabajó y lo ganó como casi todos los partidos que ganó en esta serie: con más amor propio y orgullo que juego. Esta vez no tuvo a Curry en modo superhéroe, pero sus compañeros jugaron por él y GSW se impuso 104-94 para quedar match point 3-2 en la serie. Klay Thompson, en el día del aniversario número 3 de su gravísima lesión, fue figura con xx puntos. También la volvió a romper Wiggins, con 26 puntos y 13 rebotes. 


De entrada, los locales Jugaron una defensa agresiva, forzaron malos tiros de Boston, que no se mostraban duros, más allá de presionar más a Curry para obligarlo a penetrar y descargar, algo que le terminó saliendo bien porque Wiggins fue un buen definidor de sus pases. Sacó 8 rápido, 12-4, pero empezó a mostrar algunos problemas, como las 3 faltas de Looney y luego las 2 de Green. 


Boston en el primer cuarto fue una calamidad. Lo perdió por 11 y tiró pésimo, sobre todo los perimetrales, que llegarían luego a sumar 0/12 en triples. Tatum estaba controlado al punto de no tomar un solo tiro en los primeros 10 minutos, pero cuando él calentó la mano (6 puntos seguidos y 13 en la mitad), llevó el 8-24 en contra a un digno 16-26, que pudo ser incluso mejor para la visita. El small ball de Kerr, con Iguodala de 5 para cuidar las faltas de sus grandes, fue bien aprovechado por Boston en ese ratito, y también en el 2C, cuando descansó Curry y Golden se secó casi por completo. 


Si Boston no se puso rápido en partido fue porque Brown estuvo desaparecido e incómodo y por ese 0/12 en triples que, cuando cambió, le permitó ponerse a 8. Curry volvió para poner las cosas en orden, y esta vez tuvo dos acompañantes de alto rendimiento: Wiggins, nuevamente importante atrás y clave adelante (16 puntos en los dos primeros cuartos), y Green, que no solo estuvo bien armando juego y pasando el balón, sino también anotando cerca del cesto (8). 


Pero Boston empezó el tercer cuarto como un vendaval, con dos bombas de Tatum, más buena defensa, y otras dos bombas de Smart y Horford, para pasar al frente 55-52 promediando el período. Algo nunca visto: de empezar 0/12 pasó a 8/8 y a dominar el juego. Bien de Boston en estos partidos chivos de visitante que tuvo en los playoffs. Golden State entró en estado de preocupación. No fue esta vez su cuarto, aunque terminó dibujando bien el mal rato con un cierre estupendo. Lo dominó por completo Boston, llegando a sacar 4 de ventaja, pero aparecieron Klay y Poole (bombazo sobre la bocina), para entrar al último período 1 arriba, 75-74. 


Contradiciendo aquí también las estadísticas previas, los Warriors siguieron en tónica con el final del tercero y, contando el cierre anterior, clavaron un parcial de 13-0 que sacó de eje a Boston y que le dio 11 de ventaja (85-74) con 9 minutos por jugarse. Boston no se recuperó, aunque lo intentó. Pese a la mala noche de Curry (16 puntos, 0/9 triples), entre Thompson (21) y Wiggins (26 y 13 rebotes), hicieron que su flojo partido pasara inadvertido. Fue 104-94 para GSW y ahora la serie se traslada 3-2 a Boston, donde el jueves se jugará el sexto partido.

Golden