Independiente no dejó dudas, fue el campeón y subió a la Liga Nacional

Independiente no dejó dudas, fue el campeón y subió a la Liga Nacional

|

Independiente fue a Zárate a terminar el trabajo y lo hizo con creces. Con una enorme segunda mitad, triunfó por 91 a 83, barrió la final y se quedó con el título y el ascenso a la Liga Nacional. Salvador Giletto fue el goleador del juego con 24 puntos, mientras que Nicolás Marcucci se destacó con 18 unidades y Joaquín Noblega aportó 17 tantos. En los locales no alcanzaron los 21 puntos de Rafael Banegas y las 20 unidades de Agustín Brocal.


Esta vez Zárate comenzó dominando a partir de una gran efectividad de tres puntos, su punto más fuerte. Con Facundo Pascolatt y Banegas como estandartes, los locales sacaron diferencias y se alejaron. Sin embargo, Independiente no se desesperó y apostó a su intensidad y juego colectivo, aunque los dueños de casa cerraron el primer cuarto al frente por 30 a 23.


El goleo alto se mantuvo en el segundo parcial, aunque los de Oliva encontraron aire en Marcucci, que entró con todo el ímpetu y fue indispensable, ante un conjunto de Manuel Anglese que se mantenía efectivo, con un ingreso efectivo de Agustín Arévalo desde el banco. Así, llegaron al entretiempo en ventaja por 54 a 50.


El quiebre del juego fue al regreso de los vestuarios, donde Independiente pasó a dominar a partir de su característica intensidad y las apariciones goleadoras de Giletto y Noblega. A partir de ahí, dieron vuelta el marcador y pasaron a dominar, ante un Zárate que solo convirtió un triple en toda la segunda mitad.


Así, los dueños de casa debieron correr de atrás durante los diez minutos finales. Y allí apareció Lucio Reinaudi en todo su esplendor, para darle tranquilidad a los de Martín González, mantenerse al frente y quedarse con el triunfo, la serie, la final, el título y el ascenso a la Liga Nacional.

Independiente