​Los novillos de Heriberto Rodríguez y toreros dieron una gran tarde en Ajacuba.

​Los novillos de Heriberto Rodríguez y toreros dieron una gran tarde en Ajacuba.

José Miguel Arellano y Juan Querencia cortan cinco orejas.
|

Ajacuba.- Con motivo de la celebración a Santa Jacobita en el municipio de Ajacuba, el pueblo hizo todo un gran espectáculo con una novillada que se había pospuesto por la torrencial lluvia que cayó y pospuso el festejo de sábado para domingo.


Todo parecía que la gente saldría del festejo y tras esa espera al final bajo espectacular sol, se celebró la fiesta que terminó con una interesante novillada de Heriberto Rodríguez a la cual se le cortaron cinco orejas entre José Miguel Arellano y Juan Querencia.


Esta tarde ha sido trascendental para Luis Javier Espinosa Rodríguez quien está capitalizando la herencia que dejó Don Heriberto Rodríguez quién fundó esta casa ganadera en el siglo pasado, a donde llegaron ejemplares de encaste Saltillo y así se ha mantenido este hato situado en el estado de Hidalgo.


José Miguel Arellano abrió la tarde con una faena muy plantada ante un ejemplar que tuvo nobleza y buenas condiciones. Destacó su labor por el lado derecho. Dejó estocada poco caída para oreja y arrastre lento al burel.




El segundo toro fue para Juan Querencia. El toro tuvo nobleza y alegría al salir. Sin embargo en la vara hubo castigo de más al toro quien se apagó pronto. Fue una faena breve pero con detalles, culminó de tres cuadros para oreja.



Arellano con el segundo de la tarde cortó dos orejas en lo que fue una faena con mucho empaque ante un ejemplar que rompió a más y al cual mandó para dejar ver los tiempos del toreo.


Culminó su labor con una gran estocada y el juez Francisco López otorgó las orejas y vuelta al ruedo a un buen ejemplar. El novillero dio la vuelta al ruedo con los ganaderos de Heriberto Rodríguez.




Juan Querencia cortó la segunda oreja con la que cerró plaza en una faena entre altibajos, sin encontrarle la cuadratura. Estocada y oreja.


IMG 1914

Juan Querencia ante su oponente en Ajacuba.


Al final los toreros y el criador Luis Javier Rodríguez, dieron vuelta al ruedo a hombros ante una afición feliz.