​“El Penco” a hombros y Manuel Rocha, dijó adiós a la fiesta brava.

​“El Penco” a hombros y Manuel Rocha, dijó adiós a la fiesta brava.

|

Tlaxco, Tlaxcala.- El diestro tlaxcalteca, Manuel Rocha “El Rifao” dijo adiós a los ruedos en la plaza Las Maravillas en Tlaxco, Tlaxcala en el marcó del festival charro, celebrado este domingo.


Y es que Rocha después de una larga espera, un regreso de quimera promovido por la empresa EMTSA, quien lo rescató dentro del serial “En busca de un torero”, y una serie de lesiones crónicas tras un percance en Apizaco que ha dejado consecuencias y su recuperación no ha sido al 100 %, en más de 12 meses decidió poner fin a su carrera.



El anunció del retiro sólo, lo preparó y fue cuando iba a iniciar su faena de muleta cuando pidió a la banda de música interpretarán las golondrinas quien se arrancó con la melancólica, melodía creación de Narciso Serradell.



La faena ha sido emotiva a un ejemplar de la ganadería de Tepetzala al que torea con sentimiento y hondura. Deja estocada entera y corta una oreja escuchando las últimas notas.


“Me voy porque dentro del toro, es muy difícil. Mi trabajo me da para llevar de comer a mi familia y en toro no hay”. Dijo el torero al salir del festejo al borde de las lagrimas, pero con la satisfacción que en este último regresó pudo demostrar que en él había un torero que pedía una oportunidad.



Abrió la tarde el Becerrista Juan Pablo Ibarra quien pidió un ejemplar de Rancho Seco que dio opciones de juego. La faena se desarrolló por ambos pitones. culminó con una estocada de entera para oreja.



Rogelio Sánchez ahora “Joseli” ante un toro de Zacatepec tuvo oportunidad de lucir en capa y banderillas, saludó en el tercio tras pinchazo.



Pepe Nava lidia a “Charro” de Zacatepec. Destacan su tercio de banderillas en donde él lucimiento es fundamental. Al toro le cuesta ir a la muleta en el último tercio y el torero planta cara para hacer una faena temeraria, exponiendo los muslos. El ejemplar presentó un problema físico en la mano izquierda.



Elizabeht Moreno tuvo palmas en una trágica tarde para ella. La novillera lo intentó pero una añeja lesión en la rodilla derecha, no la ha dejado confiarse; y él novillo picoso no le terminó cuadrar la faena. Fueron tres caídas las que sufrió. Saludó en el tercio y se retiró entre la discreción del público que registró casi el lleno.



Cerró el festejo Enrique Mejorada torero de Tlaxco quien lidia un ejemplar montado de cuerna de Zacatepec. Lo recibe en los medios y lo torea con entrega de capa, realizando varios quites mientras duró el toro.


El burel se apencó en las tablas y fue difícil sacarlo de ahí. Cambió la muleta por un sombrero charro y culminó con gran estocada para cortar las orejas y ser el triunfador del festejo para salir a hombros.


Fotos: Juan Angel Sainos