Salen a hombros "Calita" y Silveti en San Miguel de Allende

Salen a hombros "Calita" y Silveti en San Miguel de Allende

|

San Miguel de Allende, Gto., 16 Sep. 2022.- La Plaza de toros Oriente de San Miguel Allende, registró un llenazo hasta la bandera, la ganadería de Ordaz mandó un encierro serio, con edad y con cara. Una corrida que se ha dejado torear mucho; toros con clase y con fondo. Sobresalieron el 3o. y el 6o.


Javier Tapía “Calita” ha conseguido cortar una oreja de cada uno de sus toros, merced a una actuación llena de voluntad y de deseos. Fue sorprendido por su primero que le hizo un extraño al intentar recibirlo con un farol de rodillas. El toro se fue por dentro y le lastimó una pantorrilla al pisarle. Salió de la enfermería después de picado su toro, para hacerle una faena de entrega rematada con la espada. Oreja.




Ya recuperado, lidió al cuarto que tuvo buen fondo y lo cuajó, se puso cerca, jugándosela en serio. Estocada para completar un triunfo de puerta grande.

Diego Silveti también ha logrado salir en hombros al cortar una oreja de cada toro. Fueron dos faenas reposadas, con gusto y asentamiento.




A su primero le hizo una faena de mucha cercanía, metiéndose entre los pitones y sin reponerse entre pase y pase. Destacaron dos series con la derecha que llegaron alto. Después de abrochar la faena con pases de frente sin espada, se echó la espada a la cara para matar recibiendo, dejando la espada en el sitio perfecto. Una oreja.



Su segundo, tuvo clase, pero con poca fuerza. Diego se lo brindó a su hijo JOSÉ DAVID, que lo acompañaba por primera vez a una corrida. Diego lo fue consintiendo y manejó las alturas de la muleta en beneficio del toro. Fue logrando acoplamiento hasta hacerle la faena con las dos manos. Bernardinas finales y nuevamente otra gran estocada recibiendo para cosechar otro apéndice.



Francisco Martínez ha confirmado que quiere un sitio de figura en el toreo. Lleno de voluntad y deseos de triunfar ante su público. Dos faenas completas; cubriendo los tres tercios. Le cortó la oreja a su primero y dejó ir la puerta grande al fallar con la espada en el cierra plaza.

Al final de la corrida se rompió el cielo de San Miguel con fuegos artificiales, que acompañaron y enmarcaron la salida en hombros por la puerta grande de Calita y Diego Silveti.