Romero y “Platerito”, oreja por coleta en Zacatecas

Romero y “Platerito”, oreja por coleta en Zacatecas

|

La Corrida de los Zacatecanos que generó expectativas entre la afición, cumplió tras el triunfo conseguido por los matadores Antonio Romero y Ángel Espinosa “Platerito”, que cortaron oreja por coleta, en una tarde sin duda cuesta arriba por el juego de los toros de Pozohondo, del que únicamente el primero tuvo mucha nobleza y calidad. Luis Ignacio Escobedo, voluntarioso en su lote, saludó con una ovación, con su primero.


“Crestón”, el abre plaza, para Antonio Romero, que dibujó de buena manera con el capote. Se dobló por bajo y comenzó con suavidad al torear. En la primera serie con muletazos largos y templados, corrió la mano y aprovechó la nobleza del toro. Ligó de uno en uno, los muletazos posteriores, pero con calidad. Romero mostró sus buenas maneras, dando tiempo, midiendo la distancia, y así extrajo la potabilidad del burel al que le faltó un punto de fuerza por lo que las embestidas se fueron quedando cortas. Falló con la espada y saludó en el tercio.


Antonio Romero oreja al esfuerzo


El segundo, “Mezcalero”, correspondió a Luis Ignacio Escobedo que tuvo un variado saludo capotero, con la muleta demostró que está puesto. El zacatecano consiguió muletazos de valía, aunque le faltó por momentos encontrar el ritmo. Errático con la espada escuchó palmas tras su actuación.

El tercer espada, Ángel Espinosa “Platerito” recibió con lances a la verónica a “Mezquite”. Cubrió el segundo tercio, lució sus facultades y plasmó con variedad en tres pares de buena colocación. Un sentido brindis a su papá, don Juan Espinosa, abrió la faena del torero que se estrelló frente a un toro de pocas opciones, soso, deslucido, de embestidas cortas, con el que estuvo firme y decidido. Mató de una estocada en buen sitio. Tuvo petición de oreja que no fue concedida.


Platerito tarde de empuje


El cuarto toro, “Carbón”, prendió a Romero cuando lo llevaba al caballo, sin aparentes consecuencias. Firme y determinado comenzó su faena de muleta ante un astado que apuntó bravura. Con mando toreó por el derecho y también lo buscó por el izquierdo, aguantando con valentía y raza. Con molinetes continuó su labor ante un toro con peligro. Antonio se metió entre los pitones y convenció al público. Lo dio todo y terminó por hacer una faena importante que coronó con la espada para cortar una oreja.

Luis Ignacio Escobedo estuvo de nueva cuenta voluntarioso ante su segundo. Buscó todas las opciones. Errático con la espada, saludó en el tercio.

Llegó el sexto del festejo, un toro de poca movilidad que además terminaba con la cabeza arriba, la apuesta grande por parte de Ángel Espinosa “Platerito” que estuvo firme con la muleta y le extrajo muletazos de valía y buena manufactura que fueron reconocidos por el respetable. Consiguió cortar, tras la buena estocada, una oreja.

FICHA. Noveno festejo del Serial Taurino de la FENAZA. Toros de Pozohondo, bien presentados y de poco juego en lo general, destacó el primero, con mucha calidad, aplaudido en el arrastre.

Antonio Romero: salida al tercio y oreja;

Luis Ignacio Escobedo, palmas y salida al tercio; y,

Ángel Espinosa “Platerito”, salida al tercio y oreja.