Jairo y Pacheco con nota aprobatoria

Jairo y Pacheco con nota aprobatoria

|

El novillero tapatío Jairo López cortó una  oreja al ejemplar que significó su debut con caballos en El Nuevo Progreso de Guadalajara y el zacatecano César Pacheco hizo lo propio para rescatar la segunda novillada del serial tapatío, amenazada por lluvia. 


Jairo se encontró con el mejor novillo del festejo en  su primer turno, calentó el ambiente con un primer capotazo de hinojos, y la vara en la que peleó con fuerza “Don Alfredo” de Ricardo Cervantes fue la mejor de la tarde.  


López entró en confianza rápidamente, cobijado por su afición y ante un novillo que iba y venía con notoria claridad, cuajó derechazos con  mucho sabor, aunque despachó hasta el tercer viaje, el tendido exigió  ruidosamente al biombo una oreja que fue concedida. 



Para su segundo, Jairo tenía tela de donde cortar, en su afán de ir por más, cayó en algunas precipitaciones que no lo dejaron mostrarse del todo, encima no escapó de dramática voltereta que puso nervioso al tendido. Se le esfumó un triunfo mayor por la mala fortuna con el estoque. 


Cesar Pacheco cortó la oreja a su segundo, el público exigió el premio tras verlo entregar el pecho en soberbio espadazo y sobre todo que ya en su primero había regalado una faena con tersos naturales pero de mucha valía tras aguantar las difíciles embestidas de su enemigo. 


Por su parte José Miguel Arellano tuvo enfrente el lote más complicado, las dificultades de sus novillos las agudizó aún más el propio espada quien lució nervioso y confundido en la cara de los astados. Aviso y aviso con  sus ejemplares.    


El ganado de Ricardo Cervantes fue bueno en presentación,  complicado en su juego, derribaron  al picador el primero y el  segundo, el tercero recibió arrastre lento y hubo palmas para el segundo y quinto. 


El servicio de plaza fue objeto de sentida ovación tras su labor para rehabilitar el ruedo que quedó anegado tras la lluvia que retrasó cincuenta minutos el festejo.