Puerta grande para Leo Valadez y orejas para Talavante y Silveti

Puerta grande para Leo Valadez y orejas para Talavante y Silveti

|

El “NUEVO PROGRESÓ” de la capital tapatía, abrió sus puertas para dar paso a la tercera corrida anunciada de esta temporada.


Una gran entrada, casi lleno en el numerado de sombra y tres cuartos en sol. Ambiente de toros excepcional; con un clima apacible.


LA ESTANCIA, envió una verdadera corrida de toros. Un lote muy bien presentado, en donde destacaron los lidiados en tercero y sexto, siendo este un toro de muchísima calidad. Los demás no tuvieron el fondo y la fuerza necesaria.


GUADA. 6


ALEJANDRO TALAVANTE enfrentó un lote con muy pocas opciones. Su primero sin fuerza, y su segundo tuvo calidad, pero se vino a menos. Con este toro dejó ver momentos de la gran clase que posee. La faena  no pudo subir de nivel al perder emoción las embestidas del toro. Fue silenciado en ambos. Regaló un séptimo toro de TEÓFILO GÓMEZ, al que le hizo una faena de muchos kilates; en donde sí se pudo ver lo que es este torero. Faena de temple, gusto y muchísima clase, que fue coronada con un espadazo fulminante que le dio el triunfo cortando una oreja.


GUADA. 7


DIEGO SILVETI ha tenido una actuación llena de torería y conocimiento. En su primero se metió entre los pitones con un toro que no decía mucho. Insistió acortando muchísimo las distancias y consiguió momentos estupendos. Desafortunadamente lo pinchó en dos ocasiones para escuchar un aviso. Su segundo, un imponente colorado, le hizo la faena. En principio con tandas  ligadas, hasta que se rajó, y se fue a las tablas. Diego se fue a pelearle las embestidas, logrando momentos de mucho reconocimiento del público. Dejó una estocada en todo lo alto, pero el toro se amorcillo y tardó en doblar, perdiendo la oreja. Lo sacaron al tercio. Diego, no se quiso quedar atrás, y regaló un octavo toro de BERNALDO DE QUIRÓS; y puso punto y aparte a sus actuaciones en esta plaza. 


El toro tuvo clase y embestidas, pero se refugió en tablas. Diego fue a por él, y se puso en un sitio donde huele a enfermería; y a figura del toreo. Le dio muletazos en redondo embriagándose de torear. Y llegó lo que se veía VENTO; el toro le echó mano al estirar la gaita. Diego, sin mirarse la ropa, se volvió a meter en el sitio, hasta que el de BERNALDO, le rozó la taleguilla con los pitones. 


Bernardinas escalofriantes sin la espada, que enloquecieron y remataron una actuación de mucha raza y entrega absoluta, demostrando, que hoy, es otro torero. Estocada recibiendo, en todo lo alto, que no hizo efecto, tardando el toro en doblar, y por tanto quitandole la puerta grande, más no la oreja y  el respeto y  reconocimiento de la exigente afición tapatía.


Valadez 2


LEO VALADEZ ha dado un golpe de atención en esta Plaza, continuando con su gran campaña española.  Siempre dispuesto y entregado, cubriendo los tres tercios. A su primero le cortó Dos orejas, por una faena muy completa que fue rematada con una estocada en todo lo alto; que hizo doblar sin puntilla al toro. En su segundo volvió a encender los ánimos, en este, con más temple y con una dimensión muy honda. Dos pinchazos antes de una media, le impidieron tener un triunfo épico, pero no así la salida en hombros por la puerta grande.